Portada » Blog » Descanso cicloturista: La almohada

Descanso cicloturista: La almohada

¡Buenas alforjeros! Como ya sabes, en Conalforjas tocamos bastante el tema del cicloturismo autosuficiente, el de tienda de campaña y hornillo en ristre, y uno de los aspectos que da más de si es el de la acampada.

Ya hemos hablado de tiendas de campaña, de esterillas y de la acampada libre en general. Todavía nos queda mucha tela que cortar en este aspecto pero hoy nos vamos a centrar en un objeto muy concreto que, para mí al menos, es imprescindible en las alforjas: la almohada. ¿Una almohada da para post? Ni idea, pero vamos a comprobarlo.

 

El buen descanso a la hora de viajar en bicicleta es INDISPENSABLE. A menudo lo descuidamos y lo pasamos un poco por alto, es un grave error. En un viaje en bicicleta el cansancio es acumulativo y puede llegar un momento que estés tan exhausto que necesites un día entero durmiendo para recuperarte.

 

Ya lo decía Veloccio en uno de sus mandamientos para cicloturistas:

“Nunca hay que llegar a estar tan cansado como para que nos cueste conciliar el sueño”

¿Has tenido alguna vez esa sensación? ¿Estar tan agotado que ni siquiera eres capaz de dormir? A eso precisamente es a lo que se refiere el bueno de Veloccio.

 

Volviendo al tema del descanso cicloturista. Los que solemos viajar con tienda de campaña, ya sea en campings o acampada libre, tenemos que cuidar especialmente este tema. En una mullida cama en un hostal no tendremos problema para descansar bien, pero durmiendo en el suelo sobre una esterilla de apenas unos centímetros de grosor hay que montárselo mejor para garantizarnos ese deseado descanso del guerrero.

 

Como sobre esterillas ya hablamos aquí, hoy nos vamos a centrar en las almohadas. Si eres de los que duermen sin almohadas estás de suerte pero, para el resto de los mortales, un buen apoyo en la cabeza puede marcar la diferencia entre dormir o no dormir. Poca broma.

 

Tipo de almohadas para cicloturistas

Almohadas improvisadas

Básicamente es ir sin almohada y buscarse la vida para convertir parte de nuestro equipo en una almohada. En esta categoría entra:

– Doblar una sudadera gordita para apoyar la cabeza.

– Rellenar la funda del saco con ropa (un clásico).

– Envolver con una sudadera o manta algún objeto.

Si no eres muy exquisito para dormir, estás soluciones te pueden servir.

Cojín de tela

La siguiente opción es llevar un cojín que se adapte a nuestras preferencias de dureza y volumen. Esta opción ya si puede marcar una diferencia importante. Pablo es la opción que utiliza en sus viajes, incluso en una ocasión llegó a plantearse escribir una “Oda al cojín”, según el sería la primera cosa que siempre metería en las alforjas, para que te hagas una idea de la importancia de este objeto.

 

El principal inconveniente del cojín es que puede llegar a ocupar un espacio importante en las alforjas. Para resolver este problema pasamos a la siguiente opción de esta lista.

 

Cojín inflable

Por último, tenemos la opción de usar una almohada hinchable. Lo bueno de estas almohadas es que desinfladas no ocupan apenas espacio y cuando las necesitamos lo único que tenemos que hacer es inflarlas y listo. La desventaja con respecto a un cojín convencional es que el confort no suele ser tan bueno pero te voy a dar unas recomendaciones para intentar mejorar esto:

 

– No infles completamente el cojín. Encuentra el punto de presión que más cómodo te resulte.

– Normalmente el forro de estas almohadas hinchables no es muy agradable, puedes envolvernos en alguna camiseta de algodón y una sudadera.

– Encuentra un modelo que te dé la superficie y altura de apoyo que estás buscando. Aquí puedes ver decenas de modelos de cojines inflables, son bastante baratas.

 

***

Creo que está todo dicho, tampoco nos vamos a extender más con el tema de las almohadas. Ahora te toca como siempre a ti, cuéntanos que usas para apoyar la cabeza y qué importancia le das a llevar una almohada en tus alforjas. Nos vemos en los caminos.

 

Opt In Image
¿Quieres convertirte en un alforjero?
Apúntate y recibe nuestro regalo de bienvenida

Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe nuestro regalo:

Una lista con todo lo que necesitas llevar a un viaje en bicicleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *