Portada » Blog » ¿Dónde dormir en un viaje en bicicleta?

¿Dónde dormir en un viaje en bicicleta?

fot

Decidir dónde pasar la noche es uno de los factores más importantes a la hora de viajar en bicicleta. No solo tiene un impacto grande en el presupuesto del viaje sino en la propia experiencia, que varia enormemente de una opción a otra. 

De hecho, dependiendo de lo que elijas te situarás en una modalidad u otra de cicloturismo. De esto ya hablamos un poco en el post del cicloturismo de tarjeta de crédito. Hoy voy a contarte todas las opciones que conozco de alojamientos para cicloturistas y opciones para pasar la noche cuando viajamos con la bici y al final te contaré con que nos quedamos nosotros, a lo mejor te convenzo.

Opciones de pago

1. Hoteles, hostales, pensiones

La opción más cara. Entiendo que muchos prefieren la comodidad y si pueden permitírselo se queden con esta opción. A veces realmente no existe otra alternativa y no queda más remedio que aflojar la cartera, sobre todo en invierno cuando las temperaturas no invitan nada a acampar. La mayor ventaja es que te ahorras bastante peso en las alforjas (tienda, saco de dormir, aislante, toalla,…). Además normalmente tienen un lugar seguro donde dejar la bicicleta.

Si vas a viajar en esta modalidad lo mejor es hacer las reservas previamente para evitar sorpresas y no quedarnos en la calle. Yo normalmente uso Booking para buscar los mejores precios, la función de buscar los alojamientos sobre el mapa es muy útil a la hora de planificar donde vamos a dormir.

De momento no existen hoteles para cicloturistas pero hay algunas muestras de avance hacia esa dirección como el sello Bikefriendly, un certificado de calidad para hoteles que son proclives al uso de la bicicleta.

2. Airbnb

Una opción intermedia. La web Airbnb pone en contacto a gente que quiere alquilar su casa solo por unos días con posibles huéspedes. Es como un Blablacar pero de casas. La experiencia es similar al punto 1 pero se pueden conseguir mejores precios ya que puedes elegir desde un sofá donde pasar la noche hasta alquilar el apartamento entero. Yo lo he usado varias veces aunque nunca para viajes en bicicleta. Funciona bastante bien. Además si te registras a través de este enlace tendrás gratis un bono de 20 € para gastar en tu primer viaje, así que aprovecha.

3. Albergues

Mismas comodidades que un hostal a menor precio. Esto se debe a que normalmente se comparte habitación y baño. Perfectos para conocer gente y la mejor opción para rutas como el Camino de Santiago, donde encontraremos albergues prácticamente en cada pueblo. Pablo gestionó uno durante varios años así que de esto sabe un rato. En esta web puedes ver los albergues que forman parte de REAJ (Red Española de Albergues Juveniles).

4. Campings

Los campings te dan todos los servicios necesarios a un precio económico. Ducha caliente, cargar los aparatos electrónicos e incluso un bañito en la piscina en verano. Por otro lado puede que te toque aguantar a vecinos ruidosos o que te cobren suplemento por la bici (nos ha pasado) Conlleva tener que llevar la tienda de campaña a no ser que te quedes en los bungalows y hay zonas en las que es difícil encontrar uno. Para España yo uso esta web para localizar campings. Está bastante actualizada.

 

Opciones gratis

5. Refugios libres

Si lo tuyo es el bikepacking y a veces ruedas por pura montaña esta es una opción que deberías barajar. Muchos son de pago y se parecen a un albergue y luego tenemos los refugios libres, que son más pequeños y son gratis. Suelen estar bastantes perdidos y muchos de ellos están medio abandonados. Una opción muy económica si sabes encontrarlos. La web que yo uso para encontrar estos refugios es refugioslibres.com.

6. Acampada libre

Ilegal en casi toda España como ya vimos aquí. A nadie se le ocurriría acampar en el claro de un bosque rodeado de miles de olores y sonidos en plena naturaleza bajo un cielo estrellado ¿verdad? A este tema le dedicamos un post completo así que no me extenderé más.

7. Warmshowers

Warmshowers, duchas calientes en inglés, funciona igual que Airbnb pero es gratis y está enfocado a cicloturistas. Reconozco que nunca he tenido ocasión de probarlo. A parte de una opción para encontrar alojamiento tienes la opción de alojar a cicloviajeros, a lo mejor sus historias del camino te quitan un poco el mono de alforjas. Be a warmshower!

8. Casas de amigos y familiares

Puede que tengas un primo en Cuenca, o un tio en Graná. O hiciste migas con otro cicloviajero. O vas a pasar por el pueblo de un amigo. En las historias de los grandes cicloviajeros hemos visto que fuera de Europa es bastante común que un desconocido te invite a pasar la noche en su casa. En todo caso seguro que estarán encantados de acogerte, eso si pórtate bien y se agradecido.

 

***

Como has visto, opciones hay muchas. Nuestra favorita es la acampada libre como habrás adivinado. Si la has probado sabes que no hay nada igual, si no lo has hecho nunca pruébalo alguna vez y me cuentas. ¿Y tú dónde duermes?

La foto que abre el post es del sitio que descubrimos en las Hurdes para pasar la noche junto a un pantano y con unas vistas espectaculares. Fue una de las primeras veces que hacíamos acampada libre y tuvimos algunos sobresaltos al escuchar coches pasando cerca durante la noche pero al final no tuvimos ningún problema ni nadie vino a echarnos.

 

Opt In Image
¿Quieres convertirte en un alforjero?

Apúntate y recibe nuestros regalos de bienvenida:

- Lista: Todo lo que llevar a un viaje en bicicleta.

- Guía: Encontrar chollos en Amazon.

- 50€ en descuentos para alojamientos.

*Apuntarse a la lista de correo es completamente GRATIS.

2 comments

  1. Toni says:

    Muy completo el listado pero te has dejado la opción de Couchsurfing, que es la base de Warmshowers. Aunque últimamente va a menos (desde el incomprensible auge de airbnb), couchsurfing ha sido durante años una gran opción para alojarse gratis en casa de alguien, a la vez que realizar un intercambio cultural e incluso a veces hacer nuevos amigos.

    • Carlos says:

      Hola Toni! Muchas gracias por el aporte, es verdad que me lo había olvidado y viene muy bien para seguir completando el listado de opciones disponibles para alojarse. Una muy buena opción como bien dices para hablar con gente del sitio y hacer nuevas amistades. Conozco incluso casos de parejas que se formaron gracias a Couchsurfing. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *