7

La Gran Hurdana: Las Hurdes en bicicleta

Meandro del alagón

 

La Gran Hurdana es una ruta que recorre en bicicleta la comarca extremeña de las Hurdes y el parque natural de las Batuecas y Sierra de Francia. Se trata de una ruta circular de 4 etapas, aunque puede hacerse en más o en menos, dependiendo del tiempo y la forma física que tengas. A lo largo de la ruta pasaremos por la mayoría de los pueblos hurdanos, así como por parajes espectaculares como el meandro del Melero, la peña de Francia o el frondoso bosque de La Alberca.

FICHA DE RUTA


Duración: 4 días

Distancia: 225 km

Desnivel acumulado: +6.579 m; -6759 m

Circular: Si

Nivel: Moderado – Alto

Estación recomendada: Primavera, Verano y Otoño

Posibilidad de camping: Si

GPS recomendado

 

Hace ya algunas semanas que realizamos la Gran Hurdana. Fueron cuatro días de bicicleta y alforjas conociendo a fondo esta bellísima comarca encajada en el norte de Extremadura. La ruta la realizamos en verano, coincidiendo con una ola de calor. Aun así, el hecho de iniciar las etapas poco antes de amanecer, junto con contar con bastantes zonas de baño durante toda la ruta, hizo que no tuviéramos muchos problemas debidos a las altas temperaturas. Sin embargo es en primavera cuando las Hurdes despliegan toda su belleza y por lo tanto la mejor época para hacer esta ruta.

 

Como ya expliqué en el post previo a la realización de la ruta, recorrer las Hurdes implica subir y bajar constantemente para pasar de un valle a otro. Esto, que puede parecer un inconveniente, hace que la ruta gane un atractivo paisajístico que no se podría lograr de otra manera, ya que la sensación de estar entre montes no se pierde en ningún momento.

 


Puedes descargar el track en este enlace.

 

A continuación detallaré nuestro viaje por etapas.

Día 1. Pinofranqueado – Riomalo de Abajo

Salimos de Villafranca de madrugada, con la intención de llegar al punto de salida, Pinofranqueado, poco antes del amanecer. Es nuestra costumbre en casi todas las rutas. Nos permite ahorrarnos una noche de camping/hostal, pero sobre todo, es un viaje que se disfruta de forma especial y que forma parte de la aventura. Atravesar los pueblos en la noche y avanzar por carreteras desiertas con un nudo en el estómago, solamente comparable con el que siente un niño la noche de reyes. Impacientes por montarnos en la bicicleta y empezar.

 

Llegamos a Pinofranqueado. Desmontamos. Comemos. Equipamos. Partimos. El primer día recorre el valle del río de los Ángeles. Desde Pinofranqueado tomamos la carretera que va hasta Rivera Oveja, pasando por Azabal y Casar del Palomero. Un continuo subir y bajar que nos sitúa sobre y bajo los pueblos alternativamente mientras el sol va inundando el valle frente a nosotros.

 

cambroncino

Llegada a Cambroncino

En Rivera Oveja abandonamos la carretera para tomar el camino hasta Cambroncino. Aquí la ruta nos confirma cuan equivocados estábamos al pensar que nos encontraríamos con un paraje seco y abrasador. Los pinares nos custodian en nuestro camino hasta que divisamos el poblado de Cambroncino.

 

Llegamos a Vegas de Coria por la carretera, que a esas horas aún no lleva apenas tráfico. Paramos a desayunar el hotel Los Ángeles. Desde aquí tomamos la carretera a Arrolobos desde donde tomamos la pista forestal que nos llevará a uno de los puntos más espectaculares de toda la ruta: El meandro del Melero. Por último llegamos a Riomalo de Abajo, donde concluye la primera etapa. En este pueblo contamos con camping, piscina natural y algunos restaurantes. También podemos acercarnos a visitar el pueblo abandonado de Cabaloria a tan solo 1 km de Riomalo de Abajo y desde aquí al río Alagón, donde podremos bañarnos en una zona con arena blanca y un paisaje espectacular.

 

alagon

El Alagón a su paso por Riomalo de abajo

 

Día 2. Riomalo de Abajo – La Alberca. De las Hurdes a la Sierra de Francia

Antes de que saliera el sol ya estábamos pedaleando. Recuerda que los días que hicimos la ruta nos coincidió con una ola de calor y salir lo más temprano posible era obligatorio. Esta etapa marca el paso de las Hurdes a la Sierra de Francia, de Cáceres a Salamanca, de Extremadura a Castilla y León. A un par de kilómetros de Riomalo cruzamos el límite provincial, coincidiendo con el curso del río Ladrillar. A partir de aquí casi todo será subir y subir, aunque la mayoría del tiempo será por pendientes bastante cómodas a través de carreteras comarcales casi sin tráfico.

 

Atravesamos el primer pueblo salmantino, Rebollosa, donde las piernas finalmente entran en calor al subir sus empinadas calles. Seguimos subiendo por un valle silencioso al que el sol va iluminando poco a poco a medida que ascendemos. Llegamos al siguiente pueblo, Herguijuela de la Sierra, donde cargamos de agua en la plaza que custodia un Olmo centenario. Aquí ya se nota fuertemente el cambio de provincia en el aspecto de los pueblos, encontrándonos ya con las típicas casas de piedra de esta zona de Salamanca.

 

el arbol de herguijuela de la sierra

Señoras madrugadoras en Herguijuela de la Sierra

Abandonamos la carretera durante unos kilómetros para recorrer un camino circundado por numerosas huertas que nos conduce hasta Madroñal. Desde aquí bajamos hasta Cepeda para luego volver a retomar un camino que atraviesa los frondosos bosques de esta comarca  y que enlaza con la ruta del Camino del agua hasta llegar a Monforte de la Sierra justo después de subir una última cuesta infernal que nos pondrá al límite. Desde Monforte tomaremos dirección a Mogarraz, sin embargo antes de llegar a este pueblo nos desviaremos hacia la Alberca subiendo los últimos kilómetros por una carretera al cobijo de robles y castaños.

 

En la Alberca paramos a desayunar y estudiar las opciones para subir a la Peña de Francia. La opción original planteaba subir por camino desde la Alberca y enlazar con la carretera que sube a la peña lo más arriba posible, sin embargo finalmente decidimos subir todo el recorrido por la carretera desde abajo (esto se debió principalmente a una pequeña avería en el cambio de Pablo que hacía que la cadena saltase constantemente por los baches de los caminos). Unos 12 kms de subida con una pendiente media del 6,5%. Bastante cómodos si no fuera por el calor abrasador que nos acompañó en toda la subida. Comida en la Peña y bajada hasta el camping Peña de Francia, donde pasamos la noche.

 

Día 3. La Alberca – Nuñomoral. Las Hurdes profundas

Este día nos pudo la pereza y cuando empezamos a pedalear el sol ya había salido. También lo hicimos para poder pillar algo abierto en La Alberca para desayunar. Desde La Alberca subimos los poco más de 3 kilómetros para llegar a lo alto de El Portillo desde donde divisamos las Batuecas y Las Hurdes a nuestros pies, desde aquí nos lanzamos a una de las bajadas más impresionantes de toda la ruta. Una carretera que baja con forma de culebra hasta el pueblo de las Mestas, meca del famoso Ciripolen, pasando antes por el monasterio de las Batuecas, encajado en el fondo de un valle en el parece que se haya detenido el tiempo.

 

colmenas de abejas

Colmenas de miel a la salida de Cabezo

De nuevo en las Hurdes. Esta vez toca remontar el cauce del Ladrillar hasta llegar a uno de los pueblos más sobrecogedores de toda la ruta: Riomalo de Arriba. Aquí se constata la arquitectura tradicional hurdana en un pueblo que está prácticamente abandonado lo cual es precisamente su mayor encanto. Desde aquí subiremos un nuevo puerto, bastante puñetero en su pendiente, también existe la opción de subir por camino (el track sube por el camino), aunque visto el poco tráfico de estas carreteras desechamos esa opción.

 

Una vez arriba tenemos la opción de continuar por la carretera para bajar a través de los pueblos (como aparece en el track) o bajar por una pista forestal, esta última opción requiere un poco de técnica y buenos frenos ya que se trata de una bajada rápida y peligrosa. Finalmente en Nuñomoral nos aprovisionamos y pasamos la noche junto al pantano de Arrocerezal.

 

riomaloCasas abandonadas en Riomalo de abajo

 

Día 4. Nuñomoral – Pinofranqueado. Las Hurdes altas

El último día de la ruta es también el más duro de todos. No solo por la exigencia propia del perfil sino por el desnivel acumulado en las piernas todos estos días. Empezamos subiendo una pista forestal en bastante buen estado aunque dura, sobre todo en las curvas. Una vez coronadas las crestas hurdanas empezamos a recorrer la comarca desde arriba.

 

Espectacular. Se trata de una sucesión de kilómetros donde la panorámica de ver los montes a nuestros pies nos acompaña constantemente (en el camino encontraremos una fuente de agua). En un punto del track conviene recordar que se refleja un pequeño desvío para visitar una antena-mirador que nos ofrece las vistas de uno de los pocos valles que no recorre la ruta, el valle del Malvellido y las alquerías de El Gasco y Fragosa.

 

hurdes

Las Hurdes desde arriba. Fragosa al fondo

Continuamos por la pista hasta llegar a la carretera del puerto del Esperaban, se trata de una carretera que se acaba al llegar al límite provincial ya que nunca se llegó a terminar la parte castellana. Para los más valientes pueden aprovechar y terminar los poco más de 2 kms restantes hasta el puerto. Desde aquí tenemos la opción de bajar hasta Pinofranqueado por carretera o por camino. Nosotros decidimos tomar la carretera ya que hacía mucho calor y queríamos llegar lo antes posible a nuestro destino. Se trata de una bajada muy rápida en la que pasaremos junto a los pueblos de Aldehuela, Castillo o Robledo. Finalmente en Pinofranqueado podremos disfrutar de un merecido baño en su piscina natural.

***

 

Hasta aquí la Gran Hurdana. Las Hurdes nos han sorprendido mucho. Sus pueblos, sus paisajes y sobre todo poder haber descubierto esta comarca a lomos de una bicicleta… con alforjas. La fotografía superior corresponde al espectacular meandro del Melero, solo por ver esta maravilla ya merece la pena toda la ruta. Si decides hacer la Gran Hurdana y tienes alguna pregunta no dudes en dejarnos un comentario  si te ha gustado el post compártelo a tus amigos. Nos vemos en los caminos.

Opt In Image
¿Quieres convertirte en un auténtico alforjero?
Apúntate y recibe nuestro regalo de bienvenida

Suscríbete a nuestra lista de alforjeros y recibe AHORA y GRATIS en tu correo nuestro regalo para suscriptores:

Una lista con todo lo que necesitas llevar a un viaje en bicicleta.

Carlos

Arquitecto de formación. Defensor a ultranza de la sencillez en la bicicleta y explorador incansable de nuevas sendas y caminos. Mi pasatiempo favorito es pasar horas en el Google Earth diseñando nuevas rutas.

7 Comments

  1. Una apreciación, en la descripcion de la primera etapa si vas desde Azabal a Rivera Oveja necesariamente tienes que pasar por Casar de Palomero, no Casares de las Hurdes , a no ser que te des una vuelta importante.

    • Totalmente de acuerdo, la vuelta para ir de Azabal a Casares de las Hurdes y luego a Ribera Oveja hubiera sido terrible. Ya está corregida la errata. Gracias

  2. Se me hace la boca agua. He veraneado en Las Hurdes varios años y siempre me vine con las ganas de hacer una ruta en bici. De este curso no pasa. Los parajes bien lo merecen.
    Vuestra aportación es fantástica. Éste y otros contenidos no sólo son muy interesantes, sino que están escritos deliciosamente, cosa que se agradece.
    Enhorabuena por la web, a la que he llegado hoy -aún no he salido- y gracias por descubrirnos tantas cosas.

    • Muchísimas gracias Pedro! Me alegro mucho de que te gusten los contenidos porque nuestro objetivo es precisamente ese, transmitiros nuestro amor a este deporte, y de paso nuestra experiencia y conocimientos para que cada vez seamos más y más. Cuantos más cicloturistas seamos mejor le irá a este mundo. 🙂

  3. Buenas.. se me han juntado las ganas de salir otra vez en bici esta Semana Santa con conocer las hurdes… por lo que esta puede ser mi ruta¡¡¡ aunque normalmente evito las carreteras, ¿esta ruta tiene mucha carretera? ¿como andan de tráfico?

    • Hola Jose Luis,
      Muchas gracias por pasarte a comentar y por animarte con las Hurdes. Te comento, esta ruta tiene bastante carretera, es verdad que la mayoría son carreteras con muy poco tráfico pero no te voy a engañar, probablemente la mita sea carretera. Yo de todas formas te la recomiendo mucho, las Hurdes en Semana Santa estarán espectaculares. Para lo que necesites aquí estamos.
      Un saludo

      • Muchas gracias, definitivamente salimos el miércoles para allá¡¡ Yo suelo evitar los campings… a ver que tal me va por libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *