Portada » Blog » Próxima ruta: La Gran Hurdana

Próxima ruta: La Gran Hurdana

Con alforjas pretende ser nuestro diario de ruta, por lo que también lo usaremos para ir anunciado nuevas aventuras y proyectos para que así estés al corriente de lo que vamos haciendo. Es por ello que voy a contarte cual va a ser nuestra próxima aventura cicloturista: La Gran Hurdana. (ver crónica de la ruta aquí)

Sí. Me gusta ponerle nombres épicos a las rutas. Le da un toque aventurero extra y me gusta creer que se trata de una ruta nueva, nunca antes hecha por nadie, y mucho menos con bicicletas con alforjas, al menos no el recorrido completo que haremos, ya que está diseñado por nosotros.

 

Como su nombre indica, la Gran Hurdana se trata de una ruta por las Hurdes en bicicleta, comarca situada en el extremo norte de Extremadura, tristemente conocida por su leyenda negra de tierra aislada y recóndita, atrasada hasta un nivel tercermundista, como lo retrato Buñuel en su documental Las Hurdes Tierra sin Pan. Esos años, afortunadamente, quedaron atrás y las Hurdes actuales distan mucho de aquellas imágenes en blanco y negro.

 

Se trata de una tierra que ha sabido preservar el carácter tradicional de los pueblos extremeños del norte, desarrollándose en perfecta armonía con la naturaleza y llena de paisajes de belleza excepcional. Lo que convierte a las Hurdes en un destino perfecto para la práctica del cicloturismo de montaña y del turismo rural en general.

 

¿Por qué las Hurdes?

El año pasado, cuando terminábamos la Transgredos por segunda vez consecutiva, acabamos muy contentos con el nuevo trazado de la ruta. Pensamos que ya teníamos un recorrido definitivo perfecto, así que teníamos dos opciones: Seguir repitiendo esa ruta año tras año, a modo de tradición estival, o lanzarnos a abrir nuevas rutas en otras partes, rutas que pudiéramos compartir para que otros cicloturistas pudieran recorrerlas por el mismo sitio que nosotros fuimos.

 

Nos decidimos rápido por lo segundo. Ahora solo tocaba buscar nuevos destinos. Teníamos claro que queríamos que fuera una ruta en Extremadura, no solo por la facilidad logística para nosotros, extremeños, sino porque creemos que Extremadura tiene muchos rincones por descubrir, es una comunidad grande (más grande que Bélgica) y pensé que antes de salir fuera teníamos que conocer nuestra propia casa.

 

No tardamos en fijar nuestra vista en el norte. Allí había un terreno excepcional de sierras y valles exculpidos en la viva roca por arroyos milenarios, además existía la posibilidad de encontrar campings y lugares con zonas de baño, se trataba de un lugar poco conocido para nosotros, un lugar que llamaba a ser explorado, una tierra de leyendas, las Hurdes.

8189210--644x362

 

Decido el destino ahora tocaba diseñar la ruta, una de mis partes favoritas, solo una semana después de terminar la Transgredos ya estaba sentado delante del ordenador con el Google Earth abierto. La Gran Hurdana daba sus primeros pasos.

 

Tenía claro que tenía que ser una ruta circular. Las rutas circulares son mucho más cómodas a la hora de preparar la logística, ya que empiezas y acabas en el mismo punto. No hay problemas de autobuses o trenes que no te dejan montar tu bici, todo es mucho más sencillo. Por lo tanto, lo primero que hice fue trazar una especie de circulo alrededor de la comarca de las Hurdes.

 

Lo primero que me di cuenta es que no iba ser tan fácil como la Transgredos. Las Hurdes no tiene los valles tan definidos como la sierra de Gredos, se trata más bien de un conjunto de sierras que no siguen un patrón regular. No se le puede dar la vuelta así sin más. Esta geografía implicaba pasar de un valle a otro frecuentemente y eso solo implica una cosa: puertos de montaña.

 

También en un principio barajé la opción de alargar la ruta por los extremos, entrando también en la sierra de Gata, al oeste, y las batuecas y la sierra de Francia al este. Finalmente deseché la opción de sierra de Gata porque me salían unas etapas demasiado largas y extendí el alcance del recorrido hacia las batuecas.

 

Después de analizar y hacer pruebas de ruta por distintos valles llegue a la conclusión de que la ruta debía componerse de tres tramos:

Zona baja de las Hurdes

Donde saliendo desde Pinofranqueado recorreríamos el valle del rio de los Ángeles hasta Ribera Oveja, allí nos desviaríamos hasta Cambroncino, remontando el arroyo homónimo. Desde allí pasaríamos al valle del rio Hurdano y bordearíamos la sierra del Cordón hasta Riomalo de Abajo.

 

Subida a la Sierra de Francia

Desde Riomalo de abajo cruzaríamos a la provincia de Salamanca, subiendo paulatinamente hasta el alto de las Batuecas y Sierra de Francia, parque natural de belleza excepcional. Llegaríamos a la Alberca donde decidiríamos si coronar la mítica Peña de Francia.

 

Zona alta de la Hurdes

Abandonaríamos nuevamente las batuecas para bajar por el magnífico puerto del Portillo, una bajada en forma de serpiente que nos devolvería a las Hurdes. Desde el pueblo de las Mestas remontaríamos el valle del Ladrillar para adentrarnos en el mismo corazón de las Hurdes más profundas hasta llegar a Riomalo de arriba, donde el valle se cierra y la única opción de avanzar es pasar al otro lado es subiendo un puerto sin nombre para descender por el valle del Hurdano hasta Nuñomoral.

 

Aquí es donde la ruta, en un ejercicio de valentía que desobedece cualquier opción lógica y se lanza a trepar la Sierra de la Jineta hasta alcanzar las crestas de las Hurdes y poder así recorrer la comarca desde arriba, observando los pueblos bajo nuestras ruedas hasta topar con la carretera del Puerto de Esperabán (puerto con una curiosa historia) desde donde finalmente bajaremos por el valle que lleva el mismo nombre hasta llegar de nuevo a Pinofranqueado.

 

La ruta pretende así recorrer la mayor parte de los pueblos de las Hurdes, y aunque me gustaría haber incluido en este recorridos pueblos como el Gasco u Ovejuela, la complejidad del terreno o la falta de caminos hizo que se quedaran fuera.

 

La ruta la realizaremos en poco menos de un mes y aquí te contaremos como fue. De todos modos, te recomiendo que nos sigas en twitter o Instagram, donde iremos narrando la ruta en tiempo real. Además si eres de la zona y aficionado al ciclismo te invitamos a que nos acompañes y ruedes unos cuantos kilómetros con nosotros, que mejor que un guía local para ayudarnos a mejorar la ruta. Ya queda muy poco para cargar las alforjas, la Gran Hurdana is coming.

Opt In Image
¿Quieres convertirte en un auténtico alforjero?
Apúntate y recibe nuestro regalo de bienvenida

Suscríbete a nuestra lista de alforjeros y recibe AHORA y GRATIS en tu correo nuestro regalo para suscriptores:

Una lista con todo lo que necesitas llevar a un viaje en bicicleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *