Portada » Blog » Dolor de Culo en la Bici ¿Cómo Solucionarlo?

Dolor de Culo en la Bici ¿Cómo Solucionarlo?

portada

¿Qué tal alforjeros? Esta semana vamos con un tema que seguro que has sufrido alguna vez al final de una larga etapa. Si, ese mismo, el dichoso dolor de culo.

Da igual que seas un novato o un experto, siempre habrá algún momento en el que aparezca. Pero ¿qué podemos hacer para solucionarlo?

Bueno, como todo es cuestión de práctica. Al principio no podremos hacer ni 30 kilómetros, pero según nos acostumbremos a salir en bici menos nos dolerá.

Aun así, el dolor de trasero es algo que siempre estará ahí, acechando desde la sombra.

Ni los profesionales se libran de este compañero de viaje. Y es que por mucho que estés acostumbrado y hayas hecho callo, después de jornadas de varias horas encima de la bici el culo te va a doler.

Con la experiencia irás aprendiendo algunos truquillos y remedios para mitigar dicha molestia.

Ahí van nuestros 7 consejos para aliviar los dolores «ahí abajo»:

1. Badana / Culote

Si eres de los que van a pelo como los indios en sus monturas, entonces mi más sincera enhorabuena, tienes todo mi reconocimiento, si por el contrario eres un simple mortal, necesitarás un culote con una buena badana.

Y es muy importante que sea buena. Un buen material que se adapte bien, no cree rozaduras, o al menos las menos posibles y de tejido antibacteriano. Y por supuesto, sin ropa interior debajo. Ese es mi consejo.

Hay multitud de formas de llevar la badana (acolchamiento), tienes desde el clásico culotte hasta modelos más discretos tipo pantalón corto que para cicloturismo son más versátiles, ya que puedes bajarte de la bici y pasear sin parecer un ciclista.

También hay ropa interior con badana que te la puedes poner debajo del pantalón que uses.

2. Sillín

Es importante llevar un sillín con el tamaño adecuado, en el que apoyen bien los isquiones, es decir, los huesos del culo, que es donde debe recaer la mayor parte de nuestro peso.

Asegúrate de que lo llevas con una inclinación correcta. Lo normal es que vaya paralelo al suelo. Si llevas una postura más deportiva y el manillar va más bajo que el sillín, entonces es bueno que inclines un poco el sillín hacia delante.

Así no recaerá tanto peso en el perineo, ya sabes, el “frontón”… Y evitarás el adormecimiento de ciertas partes… (hablo por el género masculino, que es mi caso). Totalmente recomendable el uso de un sillín antiprostático para aliviar la presión en dicha zona.

En el caso de las chicas imagino que también será bueno no dejar caer excesivo peso en cierta zona. Lo mejor en ese caso es que te compres un sillín de mujer, son ligeramente más anchos en la parte trasera ya que están adaptados a el esqueleto femenino que tiene los isquiones un poco más separados.

Si ya eres un pro del cicloturismo, entonces seguro que conoces los sillines de la marca inglesa Brooks. Nosotros tenemos muchas ganas de hacernos con unos.

Al principio son bastante duros, pero lo bueno es que con los kilómetros se van amoldando a la anatomía de tu trasero, por lo que al final resultan perfectos para dejar caer las posaderas durante horas.

Además dan un toque vintage muy chulo. Como puedes ver aquí son sillines caros, aunque dicen que valen cada euro que pagas por él.

brroks

3. Fundas de gel

Otra solución para amortiguar un poco el asiento son las fundas de gel para sillín. Es un tema polémico.

Hay quien defiende su uso mientras que a otros les parece contraproducente ya que la sensación es bastante distinta, el deslizamiento por el sillín es menos suave y a veces se mueve.

En mi opinión las recomendaría solo si tu sillín no es muy bueno y para primeras salidas cuando estás iniciándote. Cuando estés más «rodado» lo más seguro es que prescindas de ella.

4. Crema antirozaduras

A veces por mucha badana y sillín que llevemos, al final se crean rozaduras. Muchas horas de pedaleao cada día, calor, sudor… Una forma de evitarlas es usar cremas o geles antiescozores.

Yo he usado la de la marca Akileïne, que es un gel no oleoso. La verdad que me ha ido de maravilla. Totalmente recomendable.

Puedes comprarlo aquí

Otro truquillo que hemos probado, son los polvos de talco, sobre todo en verano, por el tema de sudar más. Y la sensación es bastante buena.

Pero si vas a pasar largas jornadas de pedaleo, es más recomendable un gel antirozaduras aunque también hay gente que usa vaselina en su lugar.

5. Cambio de posición

Tras varios días de viajes, llegará un momento que no aguantes ni cinco minutos en la misma posición. Es normal, no te preocupes. Sobretodo la primera semana (y más si vas por asfalto que varias menos la posición).

Cambia de posición a cada poco, no hay otra. Ponte de pie de vez en cuando que se airee la entrepierna y fluya la sangre.

Varía el peso de un lado a otro, échate más adelante o más atrás, ponte más erguido… cualquier cambio que te alivie un poco bueno es.

Te darás cuenta de que se llegan a adoptar posturas muy curiosas, por llamarlo de alguna manera.

6. Paciencia

Como ya te hemos dicho a lo largo del post, mucha paciencia. Más si te estás iniciando. Todos hemos pasado por ese punto. Si el viaje va a ser largo, ya sabes que la primera semana es la peor. Una vez hecho un buen callo, todo mejora.

Y paciencia los primeros kilómetros de cada día, dale tiempo al cuerpo para que se caliente. Viajar en bici a veces supone un gran esfuerzo pero la recompensa es mucho mayor.

De hecho, quien viaja una vez en bici repite y queda atrapado en el maravilloso mundo del cicloturismo, donde el dolor de trasero pasará, con el tiempo, a ser una anécdota más de nuestras aventuras rodantes.

7. Otros consejos:

  • Ropa limpia y seca. Intenta llevar un culotte limpio cada día, y seco, así evitarás más rozaduras y posibles infecciones.
  • Entrena antes del viaje para ir haciendo callo. Cuanto más preparado mejor.
  • No estrenes sillín en el viaje. Debes llevar uno con el que ya hayas rodado y te sientas cómodo.
  • No hagas demasiados sobreesfuerzos y sobretodo disfruta del viaje. Que una molestia traseril no pueda contigo.

 

Para terminar os dejamos con este Megahit de Anina Anyway en el que trata sobre el tema:

***

Hasta aquí nuestros consejos para evitar el dolor de culo después de montar en bici. Ahora ya tenéis una excusa menos para no viajar en bici.

Seguro que tenéis alguna que otra experiencia con el dolor de culo… en la bici por supuesto. Pásate y nos dejas un comentario con tus trucos y remedios, seguro que nos vienen muy bien a todos.

Opt In Image
¡¡Descubre el chollo de esta semana!!

Cada lunes localizamos un artículo cicloturista por debajo de su precio habitual. Si quieres saber de qué se trata, échale un vistazo a la oferta que hemos seleccionado esta semana para ti:

Ver Oferta

7 comentarios

  1. Carlos dice:

    Por alusiones. He de decir en mi defensa los motivos que me llevan a usar ropa interior bajo la badana:

    1. Mi badana es de una calidad que deja mucho que desear. El tejido no es antibacteriano por lo que prefiero ponerme cada día calzoncilletes limpios que a veces el tema de la higiene cicloturista se nos va un poco de madre.

    2. Los calzoncillos que uso son de algodón y pegados, eso evita rozaduras.

    De todas formas tengo que admitir que tan pronto tenga una badana de calidad me pasare al «wild side», eso si, con dos badanas para ir alternando y poder tener siempre una limpia.

  2. Mestral2 dice:

    Llevo treintaitantosmil km entre dos bicis;,desde siempre he usado sillín duopower. Un sillín corto, diseñado por gente experta en biomecánica, que además de evitar la compresión de las zonas genitales, tanto masculinas como femeninas, no genera tantos rozamientos ya que el apoyo se centra en los isquiones. Además con este sillín se me acabó el adormecimiento de piernas y zonas más altas.
    Lo recomiento de verdad

    • Pablo dice:

      Hola Mestral2!
      Muchas gracias por pasarte a comentar. Ya habíamos visto antes este sillín pero no sabemos mucho sobre él, asñi que tu opinión viene nos viene perfecta. A ver si le podemos dedicar más tiempo o incluso probar uno, creo que es una buena opción, y como dices, las partes nobles no sufren tanto!!
      Un saludo alforjero, y de nuevo, gracias por tu aportación!

  3. RAMON dice:

    Entre los mas economicos y de resultado dudoso , y los que encuentras en tiendas super pro, que son elitistas y un culote te sale a precio de vacaciones , habra alguna marca que trabaje con eficiencia y a su vez un precio esté justificando el gasto de sus productos. Alforjaspuntocom, dinos que culotes son de los que hablas, o bien marcas , o recomiendanos mas bien orientadas porfavor !!

  4. JOSE ANTONIO dice:

    Efectivamente,
    Si de verdad ese sillín (Duopower) cumple las bondades que dicen los que lo han utilizado y dicho sea de paso, «los que lo venden».
    Sería una gran cosa que pudierais usar alguno para que nos dierais vuestro análisis. Eso sí, sin comisión por publicitarlo, claro

  5. Toni dice:

    Me ha gustado el artículo, estoy intentando aguantar los 21 días para crear el habito de andar en bici todos los dias y esta vez quiero vencer al dolor de culo que otras veces me ha durado hasta 3 días.

    • Carlos dice:

      Hola Toni!
      Primero te felicito por el reto de los 21 días. Yo lo he intentado algunas veces con salir a correr, pero es que correr me da una pereza…
      Lo del culo es trabajarlo y hacer «el callo». Yo estoy ya pensando el pillarme un sillín brooks que dicen que una vez que se hace a tu forma van de maravilla.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *