¿Cómo Viajar en Bici con Perro?

¡Hola alforjeros! En este post Ana nos contará su experiencia viajando en bici con su perro Dexter. Pero antes tengo que hablarte sobre el viaje que está haciendo y el proyecto que hay detrás.

Ana pedalea para dar visibilidad, concienciar y desdramatizar la Hemiparesia Infantil, un tipo de parálisis cerebral que le fue diagnosticada a su sobrina Malia cuando tenía 6 meses. La campaña se llama: 37 sonrisas.

Actualmente se encuentra recorriendo Reino Unido de Norte a Sur. Puedes apoyar a Ana donando en Migranodearena, y por supuesto seguir sus pasos en las redes:

  Munkoride: (Web, Facebook e Instagram).

Y ahora sí. Te dejamos con Ana y Dexter…

*

¡Muy buenas! Mi nombre es Ana y llevo haciendo cicloturismo desde los 14 años, pero hace solo dos que lo hago acompañada de mi perro. La verdad es que es un gran descubrimiento y cada vez me engancha más.

1. ¿Quién es Dexter?

Dexter es un perro de acogida, un Kelpie australiano lleno de energía como para recorrer el mundo dos veces seguidas .

Cuando lo adopté tenía muy claro que era el perro ideal para viajar en bicicleta. No solo por la energía que irradiaba, sino por su instinto de perro ovejero que hace que siempre este alerta, avisándome de cualquier peligro que se aproxime, persona o animal.

La mayoría de perros de acogida vienen con alguna tara (en el buen sentido de la palabra). Dexter era muy inseguro puesto que tan solo tenía 10 meses y ya había pasado por 3 familias, yo era la cuarta. Esto le ocasionó un gran estrés y comenzaba a ser “agresivo” con la gente que intentaba acercarse a él.

Me puse manos a la obra y comencé a trabajar en esos pequeños aspectos antes de embarcarme en la aventura de viajar en bicicleta con él.

2. ¿Cómo es viajar en bici con perro?

No tenía muy claro cómo iba a ser llevar a un perro en bicicleta.

¿Correría al lado de la bici? Iríamos muy lento. Dexter corre a unos 10-11km/h y puede recorrer en un día unos 20-25km.

¿Lo transportaría en la bici entonces? Llevar todo el peso de la bici, más la carga, más a Dexter (que son 24kg)… mis piernas no lo veían muy claro.

Digamos que la respuesta fue una mezcla de las dos. Correría parte del camino y la otra parte haría de su taxista.

La adaptación de Dexter

Dexter todavía seguía muy nervioso, se estaba adaptando a su nueva familia. Pero era hora de comenzar el entrenamiento para ir en un carrito que llevaría detrás de la bici.

Me llevó alrededor de un año que se sintiera 100% a gusto en el carro. Al principio no fue fácil, tengo que admitirlo, pero sin dejar de insistir y con paciencia absoluta lo conseguimos.

Hasta el punto que ahora puede incluso viajar en una caja que pongo en el soporte trasero.

Sin lugar a duda Dexter ha cambiado la forma de vivir cada aventura. En lo que más ha influenciado es en la velocidad a la que nos desplazamos.

Viajando con Dexter

Viajamos mucho más lento, lo que nos permite disfrutar más del momento, del paisaje y sobre todo de poder interactuar más con la gente que nos encontramos por el camino. Que al final es lo que hace que un viaje sea especial.

Ya no miramos cuántos kilómetros tenemos que recorrer en el día o el tiempo que vamos a batir en nuestro próximo reto.

Simplemente tenemos una idea de lo que queremos recorrer y visitar y, de acuerdo a como nos sentimos, con las recomendaciones de los locales y con lo que nos encontramos por el camino, vamos diseñando nuestro camino para llegar a nuestro destino final.

De esta forma no nos sentimos frustrados por no poder completar el recorrido del día o por pasar más tiempo en la bici del que esperábamos. Simplemente nos dejamos fluir y sobre todo escuchamos a nuestro cuerpo para evitar lesiones y poder disfrutar al máximo.

3. Consejos para ir en bici con perro

Llevar a un peludo en la bici significa que tienes que considerarlo como a tu compañero de viaje y no como a un objeto. Aprendes a entender que él también tiene que disfrutar de la experiencia.

Y tal vez estar en un carrito durante varias horas no sea la experiencia de su vida. Por lo que si le gusta jugar con palos o bañarse en un lago, tendrás que sacar tiempo para ello también.

Perros con mucha energía como Dexter, lo que tienen que aprender es a quedarse quietos y relajarse. De lo contrario, pueden estar en riesgo de sufrir una lesión.

En las primeras rutas cicloturistas, Dexter no paraba, lo que le ocasionó heridas en las almohadillas. De todo se aprende. Ahora cuando los días son largos o con mucho asfalto, Dexter tiene unas botas para proteger las almohadillas. ¡Problema resuelto!

4. Ventajas de viajar con perro

Llevar a tu mascota de viaje con la bici tiene otras muchas ventajas como por ejemplo:

No necesitas un candado para la bici cuando vas a comprar.

Te relacionas más con la gente, sobre todo a la que le gustan los perros.

Siempre está dispuesto a escucharte, la comunicación entre los dos mejora muchísimo.

Te da calor por las noches y te limpia la cara por la mañana… bueno, tampoco hay que pasarse.

Dejando bromas aparte, llevarte a tu amigo peludo de viaje con la bicicleta es el mejor ingrediente que se puede añadir a la experiencia.

5. Llevar al perro en la bici: ¿Carro vs caja?

En este viaje me decidí a utilizar carro.

Las dos opciones tienen sus ventajas y sus pequeños inconvenientes. Según mi experiencia, os dejo con 3 ventajas y 3 inconvenientes de las dos:

Carro o Remolque: Pros y Contras

Ventajas

1. Tu peludo va súper cómodo. Puede tumbarse y relajarse, tanto cuando vas en marcha como cuando paras para descansar. Además de estar cubierto por la funda impermeable cuando el tiempo no es tan bueno.

Dependiendo de la marca pueden llegar a ser muy estables, lo que te permite tomar las curvas un poco más ‘agresivamente’ sin miedo a volcarlo.

2. Puedes transportar muchas cosas en la base del carrito, sobre todo aquellas que son difíciles de llevar en la bici. Como una sandía.

3. La bici sufre mucho menos ya que el peso de toda la carga va más repartido.

Inconvenientes

1. Tienes que elegir muy bien los neumáticos. Ya que es una medida pequeña, la mayoría de marcas las hacen para niñ@s, pero estas duran muy pocos kilómetros, considerando el peso que cargas en el carro.

Ha habido días que las ruedas nos han durado menos de un día.

2. En ocasiones se hace un poco difícil atravesar las barreras de las entradas a los carriles bici. En la mayoría de ocasiones tienes que pasar la barrera por separado.

3. Tienes que llevar cuidado con las esquinas, las puertas que se cierran solas y los pivotes. Ya que las ruedas pueden quedarse atrapadas en estos obstáculos o ser golpeadas, lo que puede provocar que los ejes se doblen.

Caja sobre la rueda trasera: Pros y Contras

Ventajas

1. Al tener a tu peludo más cerca, puedes controlarlo mejor y más rápido a la hora de subirlo y bajarlo de la caja.

2. Arrastras menos peso, lo cual te lo agradecen las piernas, sobre todo en los días montañosos.

3. Te evitas todos los problemas mecánicos del carro, sobre todo pinchazos y neumáticos.

 Inconvenientes

1. Tu peludo va alerta constantemente y no puede relajarse como en el carrito ya que el espacio es menor y lo baches se notan más.

2. Ojo con los bordillos, puede catapultarse hacia atrás. O si va atado y salta de la caja, puede enrollarse la cuerda a las patas y hacerse bastante daño…

3. El soporte y los radios de la rueda trasera sufren bastante por lo que es fácil que a medio plazo se rompan…

Al final de los finales, la decisión que se tome va a ser la acertada, no hay nada de qué preocuparse.

6. ¿Llevar pienso o preparar comida para él?

Dexter come pienso seco. De vez en cuando añado un poco de proteína ya que está mucho más activo que en casa y necesita un extra.

El único apunte aquí sería intentar escoger la marca con más proteína y que sea fácil de encontrar. Ya que si mezclas piensos puede causarle problemas estomacales.

Normalmente compro bolsas de 2-3kg y me suelen durar alrededor de una semana, dependiendo de cuanto extra le doy. Dexter no es un gran comedor.

Bajo mi experiencia con Dexter, tomar la elección de alimentarlo con pienso es mucho más fácil, más completo y menos engorroso. El peso a cargar prácticamente sería el mismo. Pero obviamente cada perro y dueño es un mundo distinto…

7. Documentación para viajar con perro

Si sales a Europa sí que se necesita pasaporte con las vacunas al día y dependiendo del país se necesita una pastilla para desparasitarlo antes de entrar en el país. En algunos países como Inglaterra necesitas vacunas de la rabia antes de salir del país.

Las normas pueden variar entre países, lo mejor es ir al veterinario un par de meses antes de viajar para estar seguro que todo está en orden.

8. ¿Qué llevar para viajar con perro en bici?

A continuación te dejo la lista de equipamiento que yo llevo a la hora de viajar con Dexter:

    • Comida.
    • Agua.
    • Bol plegable para el agua.
    • Bol de tela impermeable para la comida.
    • Vaselina cicatrizante para las almohadillas de las patas.
    • Cepillo.
    • Botas.
    • Bolsas para recoger desperdicios.
    • Pelota.
    • 2 correas.
    • Arnés.
    • Bozal.
    • Tratamiento de doble protección para desparasitarlo.
    • Pasaporte (en caso de salir de Europa).

¡Ah! se me olvidaba lo más importante y que a veces compartimos: ¡Su cama! Es impermeable y mullidita… una pasada para compartir las siestas

***

Hasta aquí este post sobre viajar en bici con tu perro. Espero que te hayan entrado aún más ganas de salir a vivir aventuras con tu amigo peludo.

Mil gracias a Ana y a Dexter por pasarse a contarnos su experiencia en este arte. No dejes de seguir su proyecto Munkoride y apoyar la campaña aquí.

Y tú ¿quieres ir en bici con tu perro? ¿Lo has probado ya? Si tienes dudas o quieres contarnos tu experiencia, déjanos un comentario. Así aprenderemos entre todos. Nos vemos en los caminos.

¿Quieres convertirte en un alforjero?

Si te gusta el cicloturismo y no quieres perderte nada, apúntate a nuestra lista de correo (¡es gratis!) y recibe nuestros regalos de bienvenida:

 Lista: Todo lo que llevar a un viaje en bicicleta.

Guía: Encontrar chollos en Amazon.

25€ en descuentos para alojamientos.

    ¡Me apunto!    

2 comentarios

  1. Marcel Ramon dice:

    Nunca he probado de salir con un perro, la verdad que hasta ahora sólo he tenido problemas con los perros, se ve que no les gusto mucho, pues aun yendo en grupo de ciclistas, vienen a por mi.
    Ahora estoy pensando si quizás me serviría para protegerme de otros perros, si así fuere, lo probaría, ¿por que no?.
    Mi problema es que siempre voy muy cargado, y ya en el ultimo viaje rompí la llanta o aro trasero, y viajar con remolque no me gusta mucho, en fin…….ya veremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *