Los 5 pueblos más bonitos de Girona

Descubre pueblos pintorescos en uno de los lugares más hermosos de Cataluña

Esta provincia del noreste de España es uno de los lugares más hermosos que puedas visitar en Europa. Cada rincón de esta región posee pueblos mágicos con arquitecturas tradicional, Girona es el destino ideal para una escapada rural. Los pueblos son hermosos, cálidos y con una cultura romántica que te hará desear volver una y otra vez.

1. Cadaqués

La costa de Girona es una de las zonas más hermosas del Mediterráneo. Cadaqués posee esa cultura marinera de antaño, casas blancas radiantes y calles pequeñas que te llevarán a su hermoso Paseo Marítimo. Los matices de colores durante el atardecer y el amanecer en este paseo cerca del mar te sorprenderán, querrás quedarte allí por muchas horas. Además, cerca del Paseo Marítimo podrás encontrar los mejores restaurantes de la zona.

2. Peratallada

Peratallada es uno de los pueblos más visitados de Girona. Esto debido a su carácter medieval que ha conservado perfectamente desde hace siglos. Peratallada posee un encanto particular distinto a cualquier otro pueblo de Girona, en sus calles antiguas podrás encontrar vestigios de estructuras con más de 1000 años de antigüedad.

En el mes de octubre la ciudad organiza sus mercados medievales, visitarlos es una experiencia inolvidable que te trasladará al pasado. Podrás ver actos circenses en las calles, comprar artesanías y ropa diseñado por emprendedores locales.

3. Tossa de Mar

Es uno de los lugares más románticos del Mediterráneo. Las grandes murallas del Castillo de Tosa de Mar a orillas del mar proporcionan uno de los paisajes más hermosos de la Costa Brava. Las hermosas calles de Tossa de Mar y su idílica playa ha sido fuente de inspiración para numerosos artistas.

Atravesar las murallas te llevará a la magnífica Vila Vella, una ciudadela con calles medievales estrechas y casas con fachadas de piedras. Vila Vella es un lugar imponente donde podrás encontrar hospedajes espectaculares con estilo rural.

4. Calella de Palafrugell

Este es otro lugar romántico de Girona, posee un puerto de gran belleza de donde parten pequeñas barcazas durante el día. Este pueblo está conformado por casas hermosas de color blanco y decoraciones florales que crean una imagen fabulosa del lugar.

En Calella de Palafrugell podrás encontrar diversas calas donde disfrutar de sus aguas cálidas y de paisajes hermosos durante el atardecer. En este pueblo se encuentra un maravilloso sendero que rodea el lugar y ofrece vistas magníficas para disfrutar de una de las mejores caminatas en la Costa Brava.

5. Beget

Este pueblo es uno de los más pequeños de Girona, pero no deja de ser uno de los más encantadores para una escapada rural. Este pueblo está conformado por casas de estilo medieval construidas con piedras talladas. Sus calles poseen pendientes pronunciadas, y de igual manera, están elaboradas con piedras.

Durante el recorrido por el pueblo, los dos puentes medievales te encantarán, poseen una belleza inigualable y ese estilo antiguo que te trasladará al pasado cada vez que lo cruces. Beget es un pueblo que parece salido de un cuento de hadas, todo posee un estilo mágico muy poco común en la Costa Brava.

La iglesia de Sant Cristòfor es una de las piezas arquitectónicas más relevantes del lugar, su estilo románico luce imponente sobre la infraestructura del lugar, sin embargo, es un templo antiguo que se combina perfectamente con la ciudad.

¿Quieres convertirte en un alforjero?

Si te gustan los viajes en bicicleta y no quieres perderte nada, apúntate a nuestra revista mensual de cicloturismo (¡es gratis!) y recibe nuestros regalos de bienvenida:

 - Lista: Todo lo que llevar a un viaje en bicicleta.

- Guía: Encontrar chollos en Amazon.

    ¡Me apunto!    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.