Portada » Blog » ¿Cómo llevar la bici en el avión? (paso a paso)

¿Cómo llevar la bici en el avión? (paso a paso)

¿Cómo llevar la bici en el avión? (paso a paso)
4.7 (93.33%) 6 votos

Muy buenas alforjeros! Llevar la bici en el avión puede suponer toda una odisea y un estrés, sobre todo la primera vez que vuelas con ella, así que hoy te voy a explicar cómo preparar la bici paso a paso para llevarla en el avión.

Hay dos formas de llevar la bici en el avión, empaquetada en una caja de cartón o en una bolsa portabicicleta. En este caso vamos a centrarnos en la primera opción, la caja, ya que es el método que utilizamos nosotros. Vamos allá:

Transportar la bicicleta en avión en 4 pasos

Paso 1: Leer la política de la compañía sobre equipaje deportivo

Cada compañía tiene su propia política en cuanto a equipaje permitido. Asegúrate de mirar cual es el peso máximo permitido por paquete, el precio y cómo debe ir embalada (casi siempre en caja o bolsa). A continuación te dejamos algunas políticas de equipaje de distintas compañias con respecto a la bici:

Transportar bicicleta con Ryanair

Transportar bicicleta con Iberia

Transportar bicicleta con Easyjet

Transportar bicicleta con Vueling

Trasnsportar bicicleta con Lufthansa

Transportar bicicleta con British Airways

Paso 2: Añadir la bici al billete de vuelo

Algunas compañías como Ryanair te permiten añadir la bici en el momento de comprar el billete online y pagarlo todo junto. Con otras, como Aegean o Pegasus Airline, una vez tengas comprado el billete, deberás llamar al centro de atención al cliente para avisar que volarás con una bici y pagarla una vez estés en el aeropuerto.

Paso 3: Cómo empaquetar la bici para volar

Normalmente las cajas de cartón para transportar bicicletas son de medidas estándar. Pueden variar unos centímetros de unas a otras, pero en general, las medidas suelen ser 140x75x22 cm. Puedes hacerte de una caja en una tienda de bicis ya que normalmente las terminan tirando.

En algunos aeropuertos venden estas cajas pero infórmate antes no vaya a ser que llegues al aeropuerto y no tengas opción de hacer con una caja.

Vamos a ver cómo empaquetar la bici en una caja de medidas estándar:

  • Desmontar pedales
  • Desinflar las ruedas
  • Desmontar rueda delantera
  • Desmontar manillar y ponerlo paralelo a la horquilla o al cuadro
  • Proteger punteras de la horquilla, platos y cambio trasero con papel de periódico o bolsas de plástico
  • La rueda delantera se coloca a un lado del triángulo principal del cuadro
  • El portabultos trasero va montado en la bici. Si llevas delantero, lo puedes poner entre el cuadro o cualquier hueco
  • Tanto la rueda como los pedales y manillar suelo sujetarlos al cuadro con bridas de plástico, también puedes utilizar pulpos elásticos si los llevas en las alforjas

– Aquí viene ahora un paso muy importante –

Normalmente las compañías aéreas permiten hasta 30-32 kilos por caja (¡ojo! No todas), lo que permite echar mano de picaresca y utilizar la caja para rellenarla con más equipamiento.

Hasta ahora no he tenido problema en este aspecto, nunca me han preguntado que llevo dentro. Solo se aseguran de que la caja no pase el límite de peso y de que no lleves botellas de gas para el hornillo. Esta es la lista de las cosas que meto en la caja:

  • Tienda de campaña
  • Esterilla
  • Saco de dormir
  • Utensilios de cocina
  • Bolsa de manillar si no es muy grande. En esta bolsa llevo las luces, herramientas y navaja
  • Una alforja vacía

Ésto me permite no tener que facturar equipaje y volar con la otra alforja como equipaje de mano. Si vais a viajar con 4 o 5 alforjas entonces ya tendréis que facturar equipaje aparte de la bici.

Hay que andar con cuidado porque todo ésto suma bastante peso y hay que mirar que no nos pasemos del límite permitido.

Paso 4. En el aeropuerto

Check-in

Al llegar al aeropuerto con la caja debéis dirigiros al mostrador de la compañía aérea. Igual os pesan la caja o igual no, depende del tamaño de las cintas donde están las básculas. Inmediatamente os pondrán las pegatinas correspondientes y os dirigirán a la cinta para equipaje de medidas especiales. Y listo, dejas la caja, cruzas los dedos y te vas hacia la puerta de embarque.

 

Recogida

En todos los aeropuertos suele haber una cinta para recogida de equipaje especial. En teoría, la caja de tu bici debería venir por ahí. Y digo en teoría, porque en mi caso, siempre han dejado la bici en la cinta de equipaje normal.

A veces pasa bien y otras veces no. Simplemente la dejan la última, le dan un empujón y ahí se queda medio bloqueando toda la cinta. Depende un poco de las ganas de trabajar que tengan los que se encargan de las maletas. Deberás estar muy atento y preguntar a alguien del aeropuerto en la zona de recogida de equipaje, aunque no vale de mucho.

Consejos a la hora de volar con la bicicleta

  • Si vas a hacer una ruta circular o tanto la ida como la vuelta son desde el mismo aeropuerto, puedes pedir que te guarden la caja en el alojamiento donde hagas la primera noche, o incluso en alguna tienda de bicis o en la consigna para usuarios del aeropuerto.
  • Si vuelves desde otro aeropuerto, ten en cuenta que necesitarás hacerte de una caja. En la mayoría de ciudades grandes encontrarás varias tiendas de bicis, aunque si la ciudad no es muy grande puedes tener problemas para encontrar una caja. Infórmate antes de comprar el billete de vuelta. Si desde donde vuelas de vuelta solo hay una tienda, llama unos días antes por si te pueden reservar una caja.
  • Es aconsejable que el vuelo sea directo, cuantas más escalas más posibilidades hay de que la bici se pierda o la envíen en otro vuelo.
  • Planifica cómo vas a llevar la caja con la bici hasta el aeropuerto. El tren suele ser la mejor opción. Intenta buscar un alojamiento cerca de la estación de tren. Otra opción es llegar al aeropuerto en bici con una caja no muy rígida plegada en la bici y empaquetar la bicicleta en el aeropuerto.
  • La mayoría de compañías aéreas no permiten la facturación o el transporte de bicicletas eléctricas, al menos es así en el momento de la publicación de este post.

 

***

Hasta aquí esta guía paso a paso para volar con la bici. Si tienes más consejos para el resto de alforjeros a la hora de volar con la bici o quieres contarnos alguna experiencia, buena o mala, pasa y déjanos un comentario. ¡Nos vemos por los caminos!

Opt In Image
¡¡No te pierdas la oferta de esta semana!!

Cada lunes localizamos un artículo cicloturista por debajo de su precio habitual. Si quieres saber de qué se trata, échale un vistazo a la oferta que hemos seleccionado esta semana para ti:

Ver oferta

6 comentarios

  1. José Mari dice:

    Muy bueno…
    Cómo siempre…
    Da gusto leer vuestros Post…
    Aunque yo prefiero alquilar x q a mucha gente le han perdido la bici ( o golpeada etc…) y luego nadie se quiere hacer cargo ( problemas etc…)
    Un saludo y cada viernes os vais mejorando más más y más…
    Gracias x vuestra ayuda….

  2. Senda125 dice:

    Si se va hacer escala, cosa como dices poco aconsejable, os recomiendo envolver la caja en plástico, film por ejemplo. A la altura a la que vuelan los aviones y en trayectos largos se humedecen las cajas y el cartón termina destrozado, más aún si tienes que hacer transbordo.
    Para el empaquetado prefiero la cinta adhesiva antes que las bridas, sujetan mejor y no está a expensas del tamaño de la misma.
    Nos vemos por esos caminos, un saludo.

  3. DavidRZ dice:

    Muy bueno. Coincido plenamente con lo comentado.
    Yo procuro en el embalaje protejer una de las esquinas mucha cinta e incluso poniéndole un trozo de cartón adicional. Y es que siempre toca arrastrar la caja, a veces más, a veces menos…
    Por cierto, nunca me pusieron problemas en el transporte de la caja, ni en aeropuertos, ni en trenes o autobuses, excepto en la Renfe, dependiendo con el revisor que te toque… Y es que aunque permiten llevar las bicis empaquetadas, luego no tienen sitios habilitados para ello y si hay varias mayor problema…

  4. barcenasster@gmail.com dice:

    Hola:
    Buen artículo. Eso si, quisiera puntualizar algo. Con respecto a meter todo en la caja y no facturar maleta, puede suceder que os pierdan la bici ( a mí me sucedió), y ahora vas y les cuentas que además de la bici, tenías más cosas,…… Vaya risa que les entra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *