Inicio » Blog » ¿Cuál es la mejor transmisión para cicloturismo?

¿Cuál es la mejor transmisión para cicloturismo?

¿Qué tal alforjeros? Hace poco uno de vosotros nos preguntaba por los desarrollos más apropiados para cicloturismo, un tema bastante interesante y polémico a la vez ya que cada vez hay más donde elegir y puede llegar a ser un quebradero de cabeza para los que están pensando en comprarse una bici.

Así que esta vez lo que voy a hacer es hacer un análisis general de las ventajas e incovenientes de los sistemas de transmisión más habituales que podemos encontrar: triple y doble plato, monoplato y cambio integrado, y cuáles creo que son los más adecuados para cicloturismo.

Antes de empezar a hablar de las características de cada uno, debemos tener en cuenta ciertos factores a la hora de elegir qué desarrollo es el que más nos conviene.

Aspectos para elegir el desarrollo de nuestra bicicleta

Tipo de bici

Evidentemente no es lo mismo una bici de carretera que una de montaña. Para cicloturismo aconsejo empezar con una bici tipo trekking/touring o una de montaña. La de montaña para mí es la más polivalente. Lógicamente estas bicis llevan desarrollos menores que las de carrera y se adaptan mejor a todo tipo de caminos y carreteras y a la velocidad media de un viaje en bici, que suelen ser medias bajas.

Tipo de ruta

Hay que pensar sobre qué tipo de superficie vamos a pedalear más, si por asfalto o por pistas y caminos de tierra, y si vamos a hacer rutas con subidas muy exigentes en plan mountain bike o por el contrario un cicloturismo más tranquilo y suave.

Otra cosa a tener en cuenta es por dónde vamos a viajar en bici. Si tu idea es una gran ruta por países subdesarrollados o zonas un poco remotas entonces tienes que optar por una bici con una mecánica simple y estandar que te permita encontrar repuestos en estos países. El sistema de triple plato es el que mejor se adapta a estas condiciones.

Presupuesto

Normalmente cuanto más nuevo es el componente, más caro. Es decir, el monoplato es más novedoso y típico de bicis de gama alta. El triple plato es el más básico y extendido, y es más típico en bicis de gama baja, los recambios suelen ser más baratos. Por supuesto también hay bicis de gama alta de cicloturismo equipadas con este sistema.

Condición física

Si tu estado físico es más bien malo tirando para el arrastre, deberás optar unos desarrollos más  pequeños, por lo menos al principio. Esto te mantendrá alejado de las lesiones y cuidará más tus rodillas. Un error típico de principiante es pedalear con desarrollos muy altos.

Tipos de sistemas de transmisión de bicicleta

Transmisión de triple plato

Como ya he comentado, el triple plato es el más básico de los sistemas de transmisión. Es el que utilizo yo. El mío en concreto es 3×9, platos 24/32/44 y casete 11/34.

VENTAJAS DEL X3:

Gran variedad de desarrollos (en el 3×9). De 27 combinaciones, hay que tener en cuenta que unas 8 no las vamos a utilizar para evitar un cruce y desgaste excesivo de la cadena, y de los 20 restantes al menos 6 o 7 combinaciones van a ser repetidas (mismo ratio o muy similar). Nos quedarían unas 13-14 marchas útiles

Suavidad en el cambio. Es decir, el salto al cambiar de marchas es más progresivo.

Amplia gama de componentes y precio. Al ser el sistema más extendido y que más tiempo lleva en funcionamiento, existe una gran gama de componentes y calidades, lo que significa que tenemos desde componentes muy baratos hasta componentes de alta gama bastante caros. Yo por ejemplo llevo el cassette Shimano Alivio de 9 piñones y los platos Shimano Deore con bielas Hollowtech II, como veis una gama baja-media pero con una de las mejores relaciones calidad/precio del mercado.

Mayor disponibilidad de repuestos. Gracias a ser el sistema más extendido, no solo hay gran variedad de componentes si no que los podemos encontrar más fácilmente en cualquier parte en caso de necesitar repuestos. Sí además llevamos un sistema simple como el eje de cuadradillo, aún será más fácil conseguir recambios.

INCONVENIENTES DEL X3:

Más ajustes mecánicos y ruidos. Llevar varios platos implica tener que ajustar bien el desviador, y realmente bien ajustado si queremos evitar esos ruidillos tan molestos con el roce con la cadena. Esto también implica un mayor mantenimiento.

Mayor peso. Para mí realmente no es un inconveniente si vas a hacer cicloturismo ya los gramos de más que pueda pesar el desviador y los platos son insignificantes respecto al peso que vas a llevar en las alforjas.

Menor espacio en el manillar.

Saber cambiar. Seguro que tu también te has dado cuenta, ciclistas novatos con la cadena totalmente cruzada del plato grande al piñón más grande y el cambio apunto de reventar. Pues eso, hay que saber qué combinaciones evitar y cuándo cambiar (típico también de novato intentando subir piñones en una fuerte pendiente cuando ya apenas es capaz de pedalear).

 

Transmisión de doble plato

No me voy a para mucho en el doble plato ya que no me gusta. No le veo mucho sentido.

Tienes que utilizar desviador y palanca de cambio al igual que con el triple plato. Cuando he probado el sistema 2×10 el plato grande se me ha quedado corto llaneando. Y tampoco ahorras mucho peso ya que llevas un plato menos pero un piñón más, y bastante grande. Simplemente una novedad necesaria para las marcas para seguir vendiendo.

Transmisión monoplato

Aquí se pone interesante la cosa. El monoplato lo encuentro muy útil para cicloturismo si vas a practicar eso, cicloturismo. Y con esto me refiero a viajar en bici de forma muy tranquila. Me explico. El sistema monoplato más utilizado es 1×11 o incluso 1×12, y estos desarrollos son típicos de bicicletas de montaña de gama alta.

En bicicletas de cicloturismo de gama media o de ciudad suelen llevar una piñonera mucho más chica, de 7 u 8 coronas, que se nos puede quedar corta en una ruta con un perfil más exigente. Vamos a ver las ventajas e inconvenientes.

VENTAJAS DEL X1:

Menor peso. Insisto en que en cicloturismo esos gramos de menos son prácticamente insignificantes, pero bueno, lo dejo como una ventaja.

Menor ajuste mecánico y menor ruido. Al ahorrarnos el desviador y varios platos ahorramos en ajustes. Y evitamos ruidos típicos de la cadena con el desviador.

Simplicidad de cambio. Solo te tienes que preocupar de subir y bajar piñones.

Mayor espacio en el manillar.

INCONVENIENTES DEL X1:

Menor variedad y mayor precio. Aunque ya hay sistemas con precios más asequibles, en general, siguen siendo más caros. Sobretodo el monoplato que lleva unos dientes especiales para evitar que la cadena se salga.

Menor disponibilidad de repuestosHoy por hoy estos componentes los podemos encontrar o en tiendas físicas con bicicletas de gama alta o en tiedas online como Bikestocks. En África dudo mucho que los puedas conseguir sin esperar unos cuantos días.

Menor variedad de combinaciones. Tantas como piñones, ni más ni menos. Y saltos más grandes entre cada piñón y piñón (mayor diferencia de ratio o menor suavidad, como queráis llamarlo).

Mayor desgaste de componentes. En el sistema monoplato la cadena va más tensa por lo que hay mayor desgaste en plato, cadena y casete. Por lo que, en teoría, para viajes largos dejaría de tener mucho sentido.

Sistemas integrados: Rohloff

Como es el único sistema que no he probado en condiciones no os puedo comentar gran cosa.

El de la marca Rohloff es el más conocido. En general, como principales ventajas es muy preciso, dispone de 14 marchas con un cambio bastante suave entre ellas. También va totalmente protegido del agua, barro, polvo, etc. No tienes que ajustarlo como los cambios normales con cables, por lo que prácticamente te olvidas de él, y la cadena sufre muchísimo menos.

Entre sus principales inconvenientes su precio, ya que es un componente de gama alta con una tecnología bastante avanzada, y en caso de avería tiene que ser reparado por un técnico de la marca, por lo que si te pilla en un lugar un poco perdido te deja totalmente vendido, aunque es realmente raro que se averíe. De hecho, lo recomiendan muchos cicloturistas de largo recorrido.

Conclusión

Pues después de todo este rollo, la verdad que no hay una conclusión definitiva. Todo depende del uso que le quieras dar a la bici.

Yo personalmente, para cicloturismo me quedo con el triple plato, 3×9, a no ser que la bici que tenga venga equipada con otros desarrollos. Si te acabas de comprar una bici de montaña con doble plato pues estupendo, te va a valer igual.

En cuanto al monoplato, me parece buena opción si no tienes pensado hacer algo de cicloturismo offroad, de lo contrario deberás llevar un monoplato 1×11 o 1×12 que se van de precio y son componentes bastante específicos, y en ese caso me iría directamente a por el Rohloof.

***

También existen otros tipos de transmisión (eléctrica, por correa, prototipos… ) que no hemos tocado en este post pero que lo haremos en el futuro. Y ahora si, que empiece el debate, a ver si entre todos conseguimos darle un poco más de luz a este tema ¿Qué sistemas ha probado? ¿con cual te quedas? ¿Que desarrollo llevas? ¡A los comentarios!

Opt In Image
¿Quieres convertirte en un alforjero?

Apúntate y recibe nuestros regalos de bienvenida:

- Lista: Todo lo que llevar a un viaje en bicicleta.

- Guía: Encontrar chollos en Amazon.

- 50€ en descuentos para alojamientos.

*Apuntarse a la lista de correo es completamente GRATIS.

10 comments

  1. Muy buenas alforjeros!!

    Un post bien interesante y bien detallado. Como profesional de la mecánica de la bici, he de decir que las transmisiones de 3x(7 – 10) son bastante simples de ajustar y, una vez están ajustadas, es muy raro que se desajusten, a no ser que reciban algún golpe o caída de la bici.

    Los ruidos, aparte del típico de la cadena rozando contra el desviador y/o cambio, suelen estar dados por falta de lubricación en la cadena y en los muelles. También, por falta de limpieza y mantenimiento de los rodamientos y de la caja de pedalier.

    Poco más que añadir a este post 😀 muy bien logrado.

    En 5 meses me voy a dar la vuelta al mundo en bici, transmisión full Deore 3×10. El Rohloff se dispara a 1000€ D:

    Un saludo y un fuerte abrazo!!

    • Pablo says:

      Totalmente de acuerdo Dídac, un 3×7-10 bien ajustado aguanta lo que le echen. Muchas veces los ruidos con un simple mantenimiento desaparecen pero a veces somos un poco perros para hacerlo.

      La vuelta al mundo ni más ni menos?? Que te parece si te pasas por ConAlforjas y nos cuentas un poco más de la ruta que vas a seguir, material, dónde seguirte….

      Es un placer tenerte por aquí

      Un saludo alforjero y viva el Deore jeje

  2. Juanan says:

    Hola a todos, yo uso 3×9. Pero el plato pequeño de 22, me vino muy bien en los repechones cruzando los Pirineos. Manteniendo limpia la cadena la verdad es que no se desajusta. Un saludo.

    • Pablo says:

      Nadie se acuerda del plato pequeño hasta que llegan los 10, 12, 15%… entonces se convierte en nuestro mejor amigo. El mío es de 24 pero llevo un piñón de 34, más o menos igual que tú.

      Un saludo!

  3. Zami says:

    Creo que también depende de la cadencia. Un 42×11 a 90 pedaladas/min. con rueda de 26×2 da una velocidad de 42 km/h. Bastante más rápida que un alforjero o alforjera normales llaneando. A 60 pedaladas, te dará 28 km/h. Es decir, si tu cadencia es lenta, necesitarás desarrollos mayores; si es rápida, los necesitarás más cortos. Como se ve, que con 2 platos el grande (36-40) se te quede corto también, creo, va a depender de eso. ¿La cadencia adecuada? La más cómoda para cada persona. No competimos, así que pienso que la eficiencia estrictamente no nos importa, sólo la comodidad. Así pues, para mí la mejor combinación va a ser la que mejor encaje en nuestra forma de pedalear. Y como decís, también creo que ni necesitamos gamas altas, ni los últimos modelos.

    • Pablo says:

      Hola Zami,

      Muy acertado el comentario. Yo tiendo a llevar una cadencia bastante baja y tirar de desarrollos grandes, por un eso un 40×11 se me puede quedar corto a veces, también porque utilizo la misma bici para mountain bike y para viajar. Aunque cada vez intento llevar cadencia más alta cuando viajo, ya que es mejor para las piernas a la larga. En cicloturismo pocas veces uso plato grande y piñón chico o el molinillo pero cuando me hacen falta si que es verdad que no me gusta echarlos de menos, por eso me gusta el triple plato. Como bien dices, todo depende de cada ciclista en cuestión y sus preferencias.

      Un saludo alforjero!!

  4. Enrique says:

    Siempre interesante el tema de los desarrollos. Durante mucho tiempo usé un 3×7 y el plato grande apenas lo usaba por eso me cambié a un 2×10. El problema del 2×10 no es que se quede corto al ir en llano, para mí el problema era que en cuanto pasaba al plato pequeño no avanzaba nada. Creo que cambiando el dentado de los platos se puede llegar a un desarrollo bastante bueno. Todo es saber, como ya han dicho por aquí, la cadencia de cada uno. El monoplato, en cicloturismo, no lo veo factible. Para mí, dos platos son lo ideal.
    Un saludo a todos y enhorabuena por web.

  5. Laylapeak says:

    Buenas, me quiero iniciar en el mundo del ciclo viaje con alforjas, para viajes de 35 días el más largo x países cm Islandia, Escocia, Pirineos, extxt, pero tmb me gustaría darle uso donde vivo, ya q lo hago en una isla, gran canaria, y al lío, se utilizará más x asfalto que por montaña pero se cojera ambos terrenos, así que me gustaría que me recomendaste alguna bici para esto con alforjas atrás y adelante y que sea económica y el desarrollo que vaya bien en subidas, gracias estoy echo un lio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *