¿Cuál es el Mejor Camino de Santiago para hacer en Bici?

¡Muy buenas alforjeros! Muchos nos preguntáis qué Camino de Santiago hacer en bici, así que para ayudaros a elegir el que mejor se adapte a lo que buscáis, hemos hecho una comparación de las principales rutas jacobeas y sus principales ventajas e inconvenientes.

Las rutas elegidas han sido: el Camino Francés, el del Norte, Vía de la Plata, Portugués, Primitivo y el de Madrid.

Para ello, hemos tenido en cuenta:

  • Nivel de dificultad físico según los desniveles.
  • Infraestructuras con las que cuentan (albergues, distancias entre pueblos).
  • Climatología.

Para la dificultad física, nos hemos basado en el cálculo del índice IBP (Interactive Bicycling Parameters index). Junto al número IBP aparecen las siglas BYC, esto significa que el valor ha sido calculado para ciclismo.

Los tracks elegidos para calcular el índice IBP han sido tracks pensados para hacer en bicicleta de montaña con alforjas y 100% ciclables, por lo que contienen variantes por carretera o pista para evitar los tramos no ciclables por senderos.

¿Qué Camino elegir para hacer en bicicleta?

1. Camino Francés: Roncesvalles – Santiago

Mejor época: Primavera-verano-otoño / Nº etapas: 10 – 13 / Dificultad: Media

El Camino Francés es el más popular y por tanto, el más transitado. Esto puede ser una ventaja y un inconveniente a la vez. Para los que hagan su primer Camino y tengan un poco de «miedo» de ir solos, esta ruta puede ser la mejor opción, pues siempre coincidirán con más peregrinos.

Además, este camino cuenta con una red de albergues muy amplia (en todos los pueblos hay uno o más albergues) y la distancia entre pueblos suele ser corta, por lo que no hay problema de avituallamiento.

A nivel físico, es uno de los más fáciles. Buena parte de esta ruta es por caminos.

Puedes ver toda la información del Camino Francés aquí.

2. Camino del Norte o de la Costa: Irún – Santiago

Mejor época: Verano/ Nº etapas: 11 – 16 / Dificultad: Difícil

El Camino del Norte es el más largo, 870 km (sin tener en cuenta Vía de la Plata + Camino Sanabrés).

Si a esos kilómetros le sumamos que discurre por zona montañosa, hace que sea uno de los más duros. Por lo tanto, es buena opción para ciclistas con cierta forma física.

El punto a favor de esta ruta son los paisajes de montaña y costa por los que pasa, y las temperaturas suaves en verano. Por contra, la lluvia es muy frecuente en este camino.

Una gran parte de esta ruta se hace por carretera para que sea totalmente ciclable.

Puedes ver toda la información del Camino del Norte aquí.

3. Vía de la Plata + Camino Sanabrés: Sevilla – Santiago

Mejor época: Primavera y otoño/ Nº etapas: 12 – 16  / Dificultad: Media-difícil

La combinación de estas dos rutas es la más larga, algo más de 1000 km, atravesando toda la Península de Sur a Norte. Esta distancia tan larga hace que sea el Camino con mayor diversidad paisajística y cultural de todos, además de pasar por 3 ciudades Patrimonio de la Humanidad: Mérida, Cáceres y Salamanca.

Su trazado, aunque no se considera montañoso como el del Norte o el Primitivo, cruza varios sistemas montañosos (Sierra Morena, norte de Cáceres, Sierra de la Culebra…) que te ponen a punto las piernas. Además, en verano se hace muy duro por las altas temperaturas, obligando a madrugar bastante.

Las largas distancias entre pueblos hacen que sea una ruta ideal para hacer en bici y para peregrinos a pie experimentados.

Esto lo convierte en un Camino transitado pero muy tranquilo, para los que huyen de rutas masificadas y les gusta andar o pedalear en soledad, y en el que no suele haber problema de albergues completos (a excepción de Galicia en verano).

La mayor parte del trazado es por caminos y pistas.

Puedes ver toda la información de la Vía de la Plata + Camino Sanabrés aquí.

4. Camino Portugués: Lisboa – Santiago

Mejor época: Primavera, verano y otoño/ Nº etapas: 8 – 10/ Dificultad: Fácil

El Camino Portugués es el más fácil de todos a nivel físico, pues es el que menos desnivel tiene.

Hay dos variantes, el Central y el de la Costa. Ambos se unen en Redondela (Galicia) para llegar a Santiago.

El de la costa es algo más llano, sin embargo, los fuertes vientos en contra que soplan desde el Atlántico, pueden hacerlo bastante duro en los tramos pegados al mar.

Ambas variantes cuentan con bastantes tramos de asfalto.

Puedes ver toda la información del Camino del Portugués aquí.

Camino Portugués Central

 

Camino Portugués por la costa

5. Camino Primitivo: Oviedo – Santiago

Mejor época: verano/ Nº etapas: 5 – 7/ Dificultad: Muy difícil

El Camino Primitivo es el más duro de todos a nivel físico por el desnivel que acumula, pues es el más montañoso. Aunque su índice IBP es el más bajo, 520, está calculado para 300 km, por lo que en proporción es el más alto, y eso que el track elegido es 100% ciclable.

A esta dureza hay que sumarle las largas distancia entre pueblos que puede haber en algunas etapas, obligando a ir bien provistos de agua y comida.

Esta dureza se ve contrarrestada por los espectaculares paisajes de verde intenso por los que pasa, siendo uno de los más bonitos si no el que más.

Una ruta perfecta para ciclistas en forma que quieren disfrutar de montaña y tranquilidad. En invierno es prácticamente imposible por los pasos con nieve. La mayor parte de esta ruta es por caminos y carreteras sin tráfico (la versión cicloturista).

Puedes ver toda la información del Camino Primitivo aquí.

6. Camino de Madrid: Madrid – Sahagún – Santiago

Mejor época: primavera y otoño/ Nº etapas: 9 – 11 / Dificultad: Fácil – media

El Camino de Santiago de Madrid une la capital con la localidad de Sahagún, donde se une al camino Francés para ir hasta Santiago.

Es una ruta, en general, fácil, solo tiene una parte más dura al principio, al cruzar el Sistema Central por Cercedilla.

Sin embargo, se hace muy bien por pistas forestales y carreteras sin tráfico y es un tramo realmente bonito. A partir de Segovia, discurre por las llanuras de la meseta castellana. Es una ruta ideal para ciclistas principiantes.

Cuenta con albergues suficientes, pequeños pero bien cuidados y tranquilos.

La mayor parte del trazado va por caminos en buen estado.

 

¿Cuál es el mejor Camino en bici para principiantes?

Aunque cualquier Camino de Santiago es bueno para empezar (nuestro primer camino fue la Vía de la Plata en pleno Julio), el Francés, el Portugués y el de Madrid son los más fáciles a nivel físico.

Sobre todo, a la hora de elegir camino, hay que tener en cuenta los días de los que disponemos, dónde vamos a empezar, nuestra forma física y la época del año.

¿Cuál es el mejor Camino en bici con niños?

Las mejores opciones por infraestructura y dificultad física son el camino Francés y el Portugués.

Ambos cuentan con una buena red de albergues, climatología más o menos suave, las distancias entre pueblos no son grandes y los desniveles acumulados no son excesivos.

¿Hacer el Camino de Santiago en bici Organizado?

Si lo que estás buscando es una opción organizada (alojamientos, transporte de equipajes…) ponte en contacto con nosotros y te recomendaremos algunas propuestas que conocemos que están muy bien.

***

Pues hasta aquí este repaso por los principales Caminos de Santiago y sus niveles de dificultad. Si ya has recorrido alguno o varios de ellos y nos quieres contar tus impresiones, déjanos un comentario, así aprenderemos entre todos ¡Buen Camino!

¿Quieres convertirte en un alforjero?

Si te gustan los viajes en bicicleta y no quieres perderte nada, apúntate a nuestra revista mensual de cicloturismo (¡es gratis!) y recibe nuestros regalos de bienvenida:

 - Lista: Todo lo que llevar a un viaje en bicicleta.

- Guía: Encontrar chollos en Amazon.

    ¡Me apunto!    

4 comentarios en “¿Cuál es el Mejor Camino de Santiago para hacer en Bici?”

  1. Excelente nota, muchas gracias, desde Argentina estoy con muchas ganas de hacer alguno de los caminos de Santiago. Mejor imposible toda la data, antes pensaba solo en el camino francés, ahora quiero hacerlos todos.

  2. Miquel de la Mel

    Hola, cuadrilla.

    Este septiembre tengo previsto llevar a cabo el Camino de València (de cabo a rabo), a pesar de que no figura en vuestra lista y que se hable de él en muy pocas ocasiones. Por lo que he visto y consultado en Wikiloc, gracias a varios compañeros de fatigas que allí han «colgado» sus recorridos, el índice IBP correspondiente lo sitúa entre fácil y moderado. Por lo tanto es totalmente realizable.
    Bien es verdad que por lo referente a Albergues, puede ser que no sea comparable con los del Francés, pero si tienes en cuenta que se ha publicado una estupenda y completísima «Topoguía» – totalmente recomendable – para caminantes (con algún apunte para ciclistas) en el que se te indica todos los pormenores, la cosa resulta más llevadera.
    Si este año consigo llegar a Santiago os lo comentaré y os diré que tal.

  3. Mi primer acercamiento al Camino, lo he terminado hace unos días. He hecho desde León a Santiago (la parte dura jaja). Muy poca gente, menos bicicletas aun, y mucho frío y muchísima lluvia, pero una experiencia inolvidable. No se si por la pandemia o por la dejadez ancestral de este país, el estado del camino es francamente mejorable, muy mejorable la subida a O Cebreiro por camino.
    Saludos y seguir con vuestros artículos tan interesantes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *