Portada » Blog » ¿Se te duermen las manos o los dedos en la bicicleta?

¿Se te duermen las manos o los dedos en la bicicleta?

¿Se te duermen las manos o los dedos en la bicicleta?
4.8 (96%) 10 votos

IMG_20150706_192918

¡Qué tal alforjeros! Hoy me he acordado de un problema que tuve un tiempo cuando empecé en esto del cicloturismo ¿Alguna vez se te ha dormido parte de la mano después de coger la bicicleta? A mí sí.

Sinceramente no sé si es un problema muy común o es algo que solo nos pasa a unos pocos. Es una sensación muy molesta. Normalmente se localiza el dedo meñique y se irradia hacia los demás, dependiendo de la intensidad.

Es una dolencia que aparece tras largas jornadas de bicicleta,  por lo tanto es una lesión que suele afectar al cicloturista debido a que somos los ciclistas que más tiempo pasamos sobre la bicicleta. A continuación te explicaré a que se debe y como lo solucioné yo.

¿Por qué se duermen los dedos en la bici?

La primera vez que tuve la desagradable sensación de entumecimiento de la mano fue tras la primera edición de la Transgredos.

En el segundo día ya noté que el dedo meñique de la mano derecha se me había quedado dormido de forma permanente y arrastré ese hormigueo hasta algunos días después de haber terminado la ruta.

Después de finalizar la ruta me dedique a investigar las causas de esta dolencia y lo que me encontré fue lo siguiente.

El entumecimiento de los dedos, o parte de la mano, en el ciclismo se debe a una compresión prolongada de alguno de los nervios que se encuentran en la muñeca (ulnar, mediano, cubito…) contra la maneta o puño del manillar.

Es una dolencia característica que afecta a los que practicamos ciclismo y que se denomina parestesia.

 

nervio-ural-manos-dormidas-680x313

El punto en el que se comprime el nervio se encuentra en la parte baja de la mano, justo donde termina la línea que separa al pulgar de los otros dedos.

Si presionas con el pulgar de tu otra mano sobre este punto podrás notar una sensación que llega hasta el meñique, si se trata del nervio Ulnar, o hacia el pulgar si el nervio afectado es el Mediano.

Es precisamente este punto el que se comprime y provoca la lesión de entumecimiento y hormigueo debido a una inflamación del nervio.

¿Cómo evitar que se nos duerman las manos?

Tras conocer las causas del problema me puse a buscar las soluciones. Obviamente esta solución vendría de amortiguar el apoyo de la mano sobre el puño para lo que tenía dos opciones.

-Mejorar el acolchado en la mano = Cambiar guantes

-Mejorar el acolchado en el puño = Cambiar puños

La primera opción suponía buscar unos nuevos guantes con mayor acolchado en la parte afectada mientras que la segunda suponía encontrar unos puños ergonómicos.

Mis guantes estaban en perfecto estado así que me compré unos nuevos puños anti-entumecimiento de dedos. Se conocen como puños ergonómicos.

Puedes ver diferentes modelos en este enlace.

51kC27R8JKL._SL1000_

Con este pequeño gasto conseguí librarme para siempre de este problema. Desde entonces no he vuelto a tener el problema. Si aún así tu problema persiste puedes usar las dos medidas: Guantes + Puños. Así tendrás un máximo de acolchado en la mano.

Otras causas del adormecimiento de dedos y manos

Puede que estés pensando:

“Vale Carlos, ya tengo los guantes y el puño acolchado y se me siguen durmiendo los dedos, ¿ahora qué?”

Si todavía persiste la dolencia, a pesar de haber cambiado los puños, puedes seguir esta serie de recomendaciones para terminar definitivamente con el problema.

1. Comprueba la posición de las manetas de freno

Uno de los motivos que agrava el problema es la posición de la muñeca en el manillar.

Si llevas las manetas de freno demasiado “altas”, tu muñeca tendrá que doblarse excesivamente cada vez que frenes, esta postura forzada hará que tu nervio quede más expuesto y por lo tanto se acentúe la dolencia.

2. Coloca un manillar de mariposa

El manillar de mariposa esta pensado especialmente para el cicloturismo ya que permite ir cambiando de posición, lo que a su vez hará que no cargues demasiado tus muñecas y vayas descansando al ir cambiando de postura.

Aunque yo personalmente no llevo este manillar es posible que tarde o temprano acabe colocándolo. Puedes hacerte una idea de los precios que ronda un manillar de mariposa en este enlace.

3. Coloca acoples de manillar

Los acoples de manillar, también conocidos como “cuernos” son el paso intermedio entre el manillar convencional y el de mariposa, con la ventaja de que causan menos impacto en el aspecto de la bici.

También te permiten variar la postura de las manos y “descansar” las muñecas. Es la solución que yo uso de momento y es algo más económica que el manillar de mariposa.

4. Cambia la suspensión

Llevar una suspensión delantera amortiguara muchísimo el impacto de las vibraciones que se transmiten de la rueda a tu muñeca y por lo tanto a los nervios.

La suspensión es uno de los componentes más caros de la bicicleta y es una compra que hay que elegir bien, así que es muy probable que le dediquemos una entrada completa en el futuro.

5. Comprueba la posición del sillín y la talla de la bicicleta

Si después de todas las recomendaciones anteriores todavía se te duermen los dedos y las manos es muy probable que se deba a que tienes una bici de tamaño inadecuado o que llevas el sillín mal ajustado o inclinado hacia delante. Compruébalo.

¿Qué hacer para recuperar la normalidad?

La sensación de dedos dormidos puedo durar varios días y a veces es un auténtico coñazo. Para acelerar la recuperación del nervio lo mejor es seguir las siguientes indicaciones. No somos médicos por lo que te recomendamos que si vas a tomar medicación lo consultes con tu médico.

-No coger la bici y guardar reposo (obvio, no?)

Baños de contraste: Sumergiendo la mano afectada alternativamente en agua muy fría y muy caliente.

Anti-inflamatorios: Como hemos dicho, no somos médicos. Si vas a tomar medicación consúltalo con tu médico.

Si el problema persiste más allá de dos o tres semanas te recomiendo que acudas a un médico o a un fisioterapeuta ya que es probable que el problema se deba a molestias cervicales y con los ejercicios adecuados y trabajando con estiramientos globales puedes lograr una mejoría mucho más rápidamente.

***

Por lo demás no te preocupes, es una dolencia totalmente normal y normalmente no es grave. Seguramente recuperarás la sensación normal a los pocos días de reposo. Recuerda cambiar los puños y no tendrás que preocuparte más.

Si tienes algún remedio casero personal secreto que quieras compartir con el resto de la comunidad de alforjeros no dudes en dejarnos un comentario.  Nos vemos en los caminos.

Opt In Image
¡¡No te pierdas la oferta de esta semana!!

Cada lunes localizamos un artículo cicloturista por debajo de su precio habitual. Si quieres saber de qué se trata, échale un vistazo a la oferta que hemos seleccionado esta semana para ti:

Ver oferta

9 comentarios

  1. MIGUEL ANGEL GALLEGO dice:

    Hola, mi pregunta es …que es mas recomendable por seguridad, comodidad, etc ….manillar de mariposa o normal para realizar el camino santiago?

  2. MIGUEL ANGEL GALLEGO dice:

    Se puede acampar en el recorrido del camino santiago francés?, claro esta a escondidas, pero es seguro se puede?, por que yo quisiera realizar lo ahora a últimos de septiembre pero me gustaría hacerlo por libre, es decir acampando independiente total…se puede?.

    • Pablo dice:

      Hola Miguel Angel!
      Como tú has dicho, a escondidas si que se puede. Siendo discretos, y poniendo y quitando la tienda al anochecer y al atardecer. Suerte, ya nos contarás!

  3. Carolina dice:

    A mí me pasa y siempre supuse que es porque tengo el túnel carpiano dañado,de hecho ahora paré porque tenía casi todos los dedos dormidos.En cuanto pueda pruebo lo de los puños.

    • Carlos dice:

      Ya me contarás. Si puedes revisa también la postura de las manetas de freno para que no estés forzando mucho la muñeca.
      Un saludo

  4. riqui dice:

    Me hice hace un año y medio 2200km y a mitad del viaje empecé a perder sensibilidad en los dedos. Iba con guantes y cuernos. Me duró varios meses después del viaje.

    Hoy he empezado a entrenar para otro viaje que haré este verano, esta vez me busqué unos puños bastante cómodos, ergonómicos, de los que llevan los cuernos integrados. En una ruta de 45km me ha vuelto a pasar y de hecho ahora aun siento un poco de hormigueo.

    El caso es que yo uso de forma habitual una bicicleta de carretera (tanto para ir a trabajar como para hacer rutas) y nunca me da problemas. Suponque que es porque la mano apoya en una barra paralela a la bicicleta y en consecuencia casi todo el apoyo se hace en el musculo del dedo gordo.

    Creo que voy a poner un manillar de carretera en mi bici cicloturista!

    • Carlos dice:

      Hola riqui!
      Muchas veces es una cuestión de biomecánica y postural, así que puede que con el cambio de manillar desaparezca el hormigueo. Ya nos contarás.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *