Ciclovia Alpe Adria Radweg (Info y Track)

¡Hola alforjero! ¿Te imaginas atravesar los Alpes por un carril bici? Pues es posible gracias a la ciclovia Alpe – Adria, un espectacular carril bici que une Austria con Italia.

Una ruta cicloturista que, a pesar de su espectacularidad y de haber recibido el premio a “mejor ruta cicloturista del año 2015”, todavía no es una ruta muy conocida en comparación a otras como el Danubio o el Valle del Loira. Vamos a verlo.

De los Alpes al mar Adriático en bici

Esta ciclovía conecta la ciudad austriaca de Salzburgo, a los pies de los Alpes, con el pueblo italiano de Grado, a orillas del mar Adriático, situado entre Venecia y Trieste.

Su trazado, de más de 400 km de longitud, pasa a través de las regiones austriacas de Salzburgo y Carinthia y la región italiana de Friuli-Venecia Julia.

Lo hace uniendo otras vías que ya existían como el carril bici de Tauern (que une Passau con Salzburgo) o la vía verde de Pontebbana en Italia.

También conecta con otras grandes rutas como la del Danubio, la Eurovelo 8 y la Eurovelo 7. Esta última utiliza el trazado de esta ciclovía a su paso por Austria, desde Salzburgo hasta Spittal an der Drau, 165 km en total compartidos.

Información práctica

1. Etapas

La ciclovía tiene una longitud de 470 kilómetros desde Salzburgo hasta Grado.

Se puede hacer entre 6 y 8 etapas. Por ejemplo, 6 etapas acabando cada día en camping quedarían así:

    1. Salzburgo – St. Johann/Pg > 72 km
    2. St. Johann/Pg – Spittal an der Drau > 93 km
    3. Spittal an der Drau – Faak am See > 69 km
    4. Faak am See – Gemona del Friuli > 105 km
    5. Gemona del Friuli – Udine > 52 km
    6. Udine – Grado > 68 km

Una primera parte discurre por estrechos valles de color verde intenso entre los imponentes picos rocosos alpinos y los ríos salvajes, y la segunda parte, ya en el lado italiano, pasa por una zona más llana de viñedos que lleva hasta la orilla del mar.

2. Superficie

La mayor parte del recorrido es a través de carriles bici y carreteras secundarias con poco tráfico, a excepción de un par de puntos en la parte austriaca que hay que hacer por carretera principal. Se puede hacer perfectamente con bicicletas de cicloturismo, gravel o de montaña.

3. Perfil

La mayor parte de la ruta es de nivel fácil, como la mayoría de carriles bici, con pendientes más o menos suaves. Sin embargo, hay un par de subidas en las primeras etapas con bastante pendiente que se pueden salvar con paciencia. No olvidemos que estamos en los Alpes.

4. Infraestructura

A lo largo de la ruta encontramos alojamientos, restaurantes, tiendas y campings.

La ciclovía pasa por muchos pueblos con la mayoría de servicios. A veces hay que desviarse unos kilómetros para llegar a los campings, B&B, hostels etc.

Hay que destacar las antiguas estaciones de tren al pie de la ruta convertidas en cafeterías y puntos de encuentro de ciclistas. Algunas disponen de herramientas para poner a punto las bicicletas.

Esta infraestructura hace que sea una ruta apta para e-bikes.

5. Señalización

Toda la vía está señalizada, por lo que no tendrás problemas para seguirla.

En la parte italiana, las señales llevan las siglas FVG-1, que hace referencia a la ruta 1 de la región Friuli-Venezia Giulia.

Se recomienda seguir siempre el itinerario marcado por las señales físicas ya que el itinerario ha ido sufriendo algunos cambios para mejorarlo y puede variar de los tracks.

6. Track y guía

Puedes descargar el track completo aquí:

Existen varias guías de la Ciclovía Alpe Adria, aunque no hemos encontrado ninguna en español. Te dejamos a continuación un enlace a la guía de Bikeline, en inglés, muy completa y actualizada. Puedes comprarla aquí.

Ver Precio

7. Descripción del trazado

Aunque se puede recorrer en ambos sentidos, lo normal es recorrerla en sentido Salzburgo – Grado.

La ruta comienza en Salzburgo, de donde se dirige hacia el sur siguiendo el valle del río Salzach. Seguidamente se pasa al Valle de Gastein, en pleno corazón de los Alpes. En esta parte está la subida a Bad Gastein, punto más duro de la ruta.

Tras Bad Gastein hay que tomar un tren para cruzar por el túnel de Tauern, que alcanza el punto más alto de la ruta. El trayecto tiene una duración de 11 minutos. Los tickets se compran en el momento y las bicis no pagan extra.

Una vez al otro lado de la montaña, hay un largo descenso hacia el Parque Nacional de Hohe Tauern, con sus paisajes de alta montaña.

La ruta continúa junto al río Drava hacia Villach y, unos kilómetros después, cruza la frontera con Italia hacia Tarvisio.

Una vez se cruza Tarvisio viene uno de los tramos más bonitos de toda la ruta, la vía verde de Pontebbana, una vía verde de 50 km junto al río Fella a través de un valle muy estrecho, de altas paredes y paisajes sobrecogedores.

Continuamos hacia Venzone, pero justo antes de llegar se cruza en espectular río de aguas turquesas, el Tagliamento, que sirve de despedida de las postales alpinas.

Cruzamos Venzone dejando atrás las montañas y se empieza a descender por un paisaje cada vez más mediterráneo y un clima cada vez más cálido, llegando a las tierras bajas de Friulian.

Llegamos a Údine y continuamos entre viñedos y bodegas hacia el Adriático pasando por la Fortaleza de Palmanova y por las ruinas de Aquilea, ambos lugares Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Ya a pie de mar, los últimos 5 km se hacen por un estrecho paso sobre el mar hasta Grado.

8. La ciclovía Alpe – Adria con niños

Esta ruta en bici se puede hacer perfectamente con los peques de la casa.

Las partes más duras están en las dos primeras etapas, en sentido Salzburgo – Grado. Si esas subidas son mucha tela para ellos, se pueden hacer en tren.

En sentido contrario igual, la subida más dura es antes del Tauern túnel, que se puede hacer también en tren.

La ruta también es apta para hacer con remolques.

***

Hasta aquí este resumen de la Ciclovía Alpe Adria en bicicleta, espero que hayas disfrutado tanto como nosotros descubriendo este increíble carril bici de larga distancia, llamado a ser una de las grandes rutas cicloturistas de Europa.

Si ya la has recorrido y quieres contarnos tu experiencia o tienes alguna duda sobre el trazado, déjanos un comentario, y lo intentaremos resolver entre todos los alforjeros. Nos vemos por los caminos.

¿Quieres convertirte en un alforjero?

Si te gusta el cicloturismo y no quieres perderte nada, apúntate a nuestra lista de correo (¡es gratis!) y recibe nuestros regalos de bienvenida:

 Lista: Todo lo que llevar a un viaje en bicicleta.

Guía: Encontrar chollos en Amazon.

25€ en descuentos para alojamientos.

    ¡Me apunto!    

4 comentarios

  1. Chema dice:

    Una ruta muy parecida a la Claudia Augusta, de hecho creo que coinciden en algun tramo y se pueden enlazar. Estan en mi agenda de futuribles a la espera de ver como avanza la pandemia.

  2. Pablo dice:

    Así es Chema, son vías muy parecidas y paralelas, aunque no llegan a coincidir directamente, quedan a muy pocos kilómetros la una de la otra en la parte italiana y es posible conectarlas sin problema. También ambas enlazan con el Danubio y la Eurovelo 8.

  3. Juan dice:

    Muy buenas, excelente post como de costumbre!
    Yo en 2017 quería llegar a Praga y unos amigos me dejaron en Villach, pero no sabía de esta ciclovía, aunque creo que por lo que describís, más o menos le había ido siguiendo!! En el sentido que la hice (de sur a norte), lo más duro fue la subida al Tauern tunel, que además me pilló al comienzo cuando aún no tenía las piernas de acero 😉 Mucho bici empujing hasta la estación de tren! Eso si, la bajada al salir del tren fue espectacular. Para los más atrevidos, hay alguna carretera de puerto de montaña que sube hasta casi 2500m de altitud si el tren parece una opción muy fácil jejej.
    Luego hasta Salzburgo fue bastante placentero; de allí llegué hasta Passau siguiendo carriles-bici de río, a lo largo de la frontera austríaco-germana, donde conecté con un tramo de la ruta del Danubio que me me dejó al sur de República Checa. Desde allí ya me configuré la ruta hacia el norte hasta llegar a Praga.
    He de decir, que la zona más alpina está plagada de resorts de invierno, por lo que encontrar hostales baratos no es fácil, quiero decir, no es fácil bajar de los 50€ la noche en los más humildes! Y Austria es en general un país caro, así que cuidado con las cervezas y las comidas de restaurante que os puede reventar el presupuesto!

    Muy recomendable, Austria y Alemania son países muy bicicleteros y la extensa red de carriles bici lo hace muy amigable 🙂
    Un saludo alforjeros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *