Portada » Blog » 11 Formas de llevar a los Niños en la Bicicleta

11 Formas de llevar a los Niños en la Bicicleta

¡Hola alforjero! Hace muy poco publicamos un post sobre las multas que nos pueden caer cuando vamos en bicicleta.

Nos llamó la atención la normativa que hacía alusión a cómo llevar los niños en la bici (o más bien a cómo no llevarlos).

Nos pareció muy restrictiva y falta de sentido, pero también que hacía falta explicarla porque hay mucho desconocimiento al respecto.

Así que en este post vamos a contarte las opciones disponibles para llevar a tus hijos en la bici, tanto a nivel de accesorios necesarios como a nivel normativo. Empezamos por los primeros. Vamos allá.

¿Cómo Llevar a los Niños en la Bicicleta?

1. Sillita trasera

Es la forma más convencional de llevar a un niño en la bici, especialmente si se trata de bebés o niños de 0 a 3 años, aunque la ley permite su transporte hasta los 7 años siempre que lleven casco.

Deben llevar reposabrazos, sujeción para los pies, arnés de seguridad y estar homologados (EN 14344). El límite de peso para esas sillas es de 9-21kg.

Esta opción combina muy bien con alforjas delanteras ya que así se distribuye mejor el peso entre los dos ejes.

La oferta de este tipo de sillas es tal que da para un post aparte que lo dejamos pendiente para el futuro.

Modelos aquí, aquí y aquí

2. Sillita delantera

Aunque se ven bastante menos que las traseras, también se permite y existen modelos de sillas delanteras para transportar niños.

Los expertos en el tema las consideran algo menos seguras que las traseras en caso de caída. El límite de peso para esas sillas es de 9-15kg.

Ver Más Modelos

3. Remolque

El remolque sería la mejor opción si no fuera porque la ley se empeña en impedir que los usemos para llevar niños, pero esto lo veremos al final del post.

Permiten llevar hasta dos niños, son cómodos y van muy protegidos, pueden usarse como carritos cuando no los llevamos enganchados a la bici y nos sirve para guardar algo de equipaje.

Modelos aquí, aquí y aquí

4. Bicicleta Cargo Holandesa

Cuando vivía en Bélgica me cruzaba cada mañana con varias bicis de este tipo. Son bicis que lo mismo te sirven para una mudanza como para llevar a la familia. Se las conoce como Cargo-bikes.

Las hay, eso sí, totalmente adaptadas al transporte de niños pequeños en la parte delantera de la bicicleta, tanto de dos ruedas como de tres (tipo triciclo).

El concepto es muy similar al del carro solo que el niño va delante y el conjunto es unitario, por lo que no se puede considerar remolque.

El problema con este tipo de bicis es que son difíciles de encontrar, sobre todo en España.

Este modelo lo hemos encontrado en Kidscab.be

5. Weehoo IGo

Hasta ahora hemos visto opciones en las que el niño no pedaleaba. Con el Weehoo comenzamos con el primero de los sistemas en el que el pedaleo es posible, al menos en su modelo «Turbo».

Un híbrido entre remolque y bici reclinada. Permite el pedaleo y el niño va más sujeto que en el Weeride, por lo tanto más seguro y más cómodo. Tiene opción para uno o dos pasajeros. Eso sí, su precio es bastante elevado.

Son una buena opción para viajes largos con niños, de hecho la familia Supertramp es el sistema que combinó junto con las Trikes para su viaje por Europa.

Ver Precio

6. WeeRide Co-Pilot

En este caso, la bici del niño va enganchada a la bici del adulto, sin embargo se trata de una bici especial que no tiene rueda delantera, por lo que no es posible usarla si no va enganchada.

Este sistema es ideal para hacer rutas al ritmo de los adultos pero en los que el niño tenga una experiencia más divertida que yendo en la silla.

Un sistema a medio camino entre las sillitas y las bicis independientes, que la verdad no nos convence mucho porque no aporta ventajas extra los métodos que vamos a ver a continuación.

Ver Precio

7. Follow-me

Vamos con el primer sistema que nos da la opción de que el niño lleve su propia bici y cuando sea necesario lo podamos remolcar: el Followme Tándem.

Este tipo de opciones son perfectas para cuando el niño está cansado de pedalear o hace falta subir el ritmo por cualquier motivo (tramos técnicos o peligrosos, lluvia, llegamos tarde, emergencias…)

Se trata de un sistema que engancha el eje delantero de la bici del niño con el trasero de la del adulto, llevando la rueda delantera del niño ligeramente levantada. Son bastante estables y compatible con alforjas traseras.

La principal pega que le vemos, especialmente al compararlo con el Trailgator, es que es más aparatoso de llevar cuando no estamos remolcando al niño.

Ver precio

8. Trailgator

La idea es exactamente la misma que en el Follow-me, pero se resuelve de una manera más sencilla. Una barra plegable de acero que ancla el tubo de dirección de la bici infantil con la tija de la bici de adulto. Simple.

Es algo menos estable (también más barato) que el Follow-me en comparación, pero más fácil de montar y transportar cuando no lo estamos usando. Es válido para bicis infantiles de hasta 20”, no olvides quitar los ruedines de la bici infantil si vas a usarlo.

Existe una variación algo más estable, el Trail Angel, que se ancla tanto al tubo de dirección como al eje de la bici infantil.

Ver Precio

9. Trax MTB

Otro sistema más de remolcar la bici de los peques pero en este caso se trata de una cuerda (o más bien un cable) auto retráctil que puede remolcar hasta 90kg.

Esta opción está pensada para niños más mayores (o incluso adultos) que necesitan una ayudita puntual en subidas duras y que tengan una técnica de conducción más desarrollada para así evitar alcances en los frenazos.

Web de Trax MTB

10. Prototipos mixtos

No sabíamos muy bien como llamar a estas bicis. Son una mezcla de Tandem con bicis reclinadas. Hay varios modelos, como por ejemplo el Hase Pino o el Circe Morpheus.

Modelo Hase Pino

11. Tándem y multitandem

Este sistema no deja de ser tándems adaptados a las medidas del niño. Hay muchos modelos e incluso empresas que los fabrican a medida.

La mayoría son de dos plazas pero como puedes ver en la imagen que abre el post, el límite lo pones tú. Eso si, es la opción más cara de todas.

Algunos modelos adaptados a niños son el Thorn Voyager o el Circe Helios.

Tándem Circe Helios

¿Qué dice la ley al respecto?

Ahora que hemos visto todos los sistemas para llevar a un niño en la bici viene el jarro de agua fría: Casi todos son ilegales en España para la mayoría de las vías.

Así es, quitando las sillitas de bebes, el resto de sistemas tienen alguna traba legal. En resumen:

  Sillitas

Legales en todo tipo de vías siempre que se lleve un niño de hasta 7 años con casco por adulto, es decir, no podemos llevar dos sillas (una delantera y una trasera) a la vez. UN adulto, UN niño.

  Sistemas remolcados

Aquí entran los carritos, Trailgator, Followme, Weeride,  Weehoo, Trax MTB… es decir, todo sistema que el niño vaya remolcado de algún modo.

La ley es clara al respecto para vías interurbanas:

“en ningún caso transporten personas en el vehículo remolcado”

Un sinsentido vaya, ya que asume que un niño irá más seguro a su aire circulando por una carretera (cosa que se permite) que remolcado por sus padres. No tiene lógica ninguna.

En todo caso, en vías verdes, caminos y algunas ciudades (dependiendo de su ordenanza municipal) se permiten estos sistemas.

  Tándem, trikes o bicis holandesas

En el caso de las bicicletas que vienen diseñadas para dos o más pasajeros no debería, al menos en principio, haber impedimento legal.

 

***

Y hasta aquí este post sobre cómo llevar a los más peques en bicicleta. Si alguna vez has llevado a tus hijos en bici y quieres contarnos tu experiencia o tienes alguna duda, déjanos un comentario. Así aprenderemos entre todos. Nos vemos en los caminos.

 

Opt In Image
¡¡Descubre el chollo de esta semana!!

Cada lunes localizamos un artículo cicloturista por debajo de su precio habitual. Si quieres saber de qué se trata, échale un vistazo a la oferta que hemos seleccionado esta semana para ti:

Ver Ofertas

6 comentarios

  1. Anónimo dice:

    No considero que la weeride copilot sea ilegal ni mucho menos; no es un elemento traccionado por la bicicleta del adulto sin más; el niño pedalea igualmente.
    La normativa debería ser revisada en mi opinión en muchos aspectos; el hecho de llevar silla homologada delante y silla homologada detrás no hace más insegura la bicicleta y permite evitar usar el coche.

    • Carlos dice:

      Hola Anónimo!
      Pues si, no tiene sentido ninguno. Espero que revisen la normativa porque si queremos fomentar el uso de la bici entre los más pequeños y ayudar a reducir la contaminación, no lo estamos haciendo bien.
      Saludos

  2. Julián dice:

    En mi caso, cuando mis hijos eran más peques utilizamos primero la sillita HAMAX Siesta, que reclina y permite pequeñas siestas al nene. En esta situación recomiendo adherir una tira de belcro al casco del peque y al respaldo de la sillita para que no se menee mucho su cabeza durante las siestas. Cuando fueron creciendo, pasamos a utilizar el TRAIGLATOR, que tuve que adaptar chapuceandolo yo, ya que el acople con la bici del peque no viene pensado para bicis infantiles con el cable del freno trasero pasando por delante de la barra de dirección. Las bicis que lleven camisas de cable delantero y trasero no tendrán este problema.

  3. Ignacio dice:

    Pues yo les puedo decir que tras la típica sillita trasera pasé al sistema número 6, pero otra marca/modelo, una Schwinn Fastback (posteriormente Schwinn Runabout). Fue muy bien y es muy recomendable por su estabilidad general y en curvas, a la par que sencillez frente a esos otros inventos y apaños del listado.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *