Mochila para Viajar en Bici: ¿Si o No?

¡Hola alforjero! ¿Es recomendable llevar mochila en un viaje en bicicleta? En este post vamos a ver los pros y contras, y ya de paso veremos algunos modelos interesantes de mochilas. Vamos a ello.

Una de las dudas más habituales de los que empiezan a viajar en bici es si es viable llevar el equipaje en la mochila ¿Por qué?

Pues bien, la mayoría de personas no cuentan con unas alforjas (a no ser que ya practiquen cicloturismo)… y lo más parecido es una mochila, así que parece una decisión lógica ¿no?

Y como siempre decimos, en el cicloturismo cada maestrillo tiene su librillo, y en cuanto al tema de la mochila hemos visto de todo, pero para sintetizar un poco vamos a centrarnos en las 3 opciones más comunes:

¿Mochila o Alforjas?: Todas las combinaciones

1. No llevar mochila

Empezamos por la opción más recomendable en la mayoría de los casos: Ir sin mochila y llevar todo el equipaje en las alforjas.

 Pros

La espalda va libre, por lo que no cargamos innecesariamente estos músculos. Todo el peso lo lleva la bicicleta.

Facilitamos la evaporación del sudor en esta zona y evitamos acabar con la espalda empapada, con el riesgo de enfriamiento que eso supone.

Total libertad de movimientos.

Contras

Perdemos capacidad de almacenamiento.

Perdemos un elemento práctico a la hora de llevar con nosotros las pertenencias de más valor (cartera, móvil, GPS…) cuando entramos en supermercados, tiendas, bares… Mucha gente utiliza para este fin una bolsa de manillar.

2. Mochila hidratante (Camelback)

Siguiente opción: las famosas Camelback. Por si no las conoces, son unas mochilas pequeñas diseñadas para llevar una bolsa con agua que permite beber directamente a través de una sonda.

Esta opción es la que usamos nosotros en nuestros viajes. Vamos a ver sus ventajas e inconvenientes.

 Pros

Te permite cargar más agua, beber sin soltar las manos del manillar y un almacenamiento extra para cosas pequeñas de más valor.

Muy práctico a la hora de abandonar la bici y llevar estas cosas con nosotros.

Ante una eventual caída nos protege la espalda, siempre que no llevemos objetos punzantes dentro.

Contras

La espalda nos sudará más, aunque al llevar poco peso no tendremos el inconveniente de cargar esta parte del cuerpo.

Ver Modelos

3. Mochila para equipaje (con o sin alforjas)

Es la opción menos recomendable, salvo para algunas excepciones. Si aun así es la que vas a elegir, procura que la mochila sea cómoda, transpirable e incorpore correas para sujetarla a la cintura.

 Pros

Una buena opción para rutas cortas o excursiones de un día, especialmente si tu postura en la bici es muy erguida (bicis de paseo, urbanas…).

No necesitas comprar unas alforjas.

Te permite llevar el equipaje siempre contigo.

Si la combinamos con alforjas o bolsas de bikepacking obtenemos un extra de almacenamiento.

Contras

Cargamos innecesariamente la espalda y los hombros durante muchas horas. Esto lo podemos evitar poniendo la mochila sobre un portabultos trasero y sujetándola mediante pulpos.

Eleva el centro de gravedad de la bici, haciendo la conducción más inestable, especialmente en bajadas técnicas.

 

Si no te convence la opción de llevar alforjas, ni la mochila, siempre puedes optar por el bikepacking.

Por último, comentar que en este post hablamos de usar la mochila para llevar el equipo mientras pedaleamos, recalco esto porque hay gente que lleva una mochila de ataque en las alforjas para poder combinar el ciclismo con excursiones de senderismo durante una ruta.

Para esos casos hay algunos modelos de alforjas que se convierten en mochila, como esta de la marca Ortlieb, o esta de Blackburn.

***

Y nada más, hasta aquí este post sobre mochilas y cicloturismo. Como ves no es una cuestión de blanco o negro, sino que tenemos que buscar la combinación ideal para cada caso.

Si quieres contarnos cómo lo haces tú o tienes alguna duda, déjanos un comentario. Así aprenderemos entre todos. Nos vemos en los caminos.

¿Quieres convertirte en un alforjero?

Si te gusta el cicloturismo y no quieres perderte nada, apúntate a nuestra lista de correo (¡es gratis!) y recibe nuestros regalos de bienvenida:

 Lista: Todo lo que llevar a un viaje en bicicleta.

Guía: Encontrar chollos en Amazon.

25€ en descuentos para alojamientos.

    ¡Me apunto!    

2 comentarios

  1. Nahuel - TransCAM dice:

    A mi no me gusta en absoluto llevar mochila mientras monto en bicicleta, ni siquiera una Camelbak, por la libertad de movimiento y porque me da mucho calor, pero para gustos los colores…
    Como mochila de ataque yo llevo una mochila plegable, pero esta vale para una pequeña excursión y poco más, porque no es cómoda para una jornada larga.
    Y como pequeño aporte, Ortlieb tiene una espaldera de la que se puede colgar una alforja para convertirla en mochila https://www.ortlieb.com/es/carrying-system-bike-pannier

    • Carlos dice:

      Yo aún estando bastante acostumbrado a llevar el Camelback hay veces que es una molestia el tema del sudor, especialmente en verano. Aunque para salidas cortas tengo que reconocer que siempre la llevo.

      Muy buen aporte el soporte/adaptador de Ortlieb para covertir la alforja en mochila, no lo conocía y puede venir muy bien para excursiones o hacer turismo. Aquí la tienen por algo más de 30euros .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *