Portada » Blog » Bikepacking: Cicloturismo Ultraligero y/o Off Road

Bikepacking: Cicloturismo Ultraligero y/o Off Road

portada1

¡Hola alforjero! Esta semana vamos a hablar sobre un tipo de cicloturismo que, aunque no es nuevo, es poco conocido todavía: el Bikepacking. Bicis sin alforjas pero hasta arriba de equipaje. ¡Vamos allá!

¿Qué es el Bikepacking?

Como su nombre indica, bikepacking viene a ser algo como “bici empacado”, es decir, aprovechar la propia estructura de la bici para llevar las bolsas con el equipaje.

Este tipo de cicloturismo ligero viene de Estados Unidos y Canadá, donde se empezó a utilizar ya hace unos cuantos años para hacer rutas largas con bici de montaña y fuera del asfalto.

La verdad que nosotros todavía no lo hemos probado, pero estamos deseando. Creo que puede ser muy buena opción para rutas cortas y cañeras por montaña, como la TransGredos o la Gran Hurdana.

Y desde luego sería una interesante opción para la Transpirenaica, (que aunque todavía no sabemos cuándo la vamos a hacer, está entre nuestros próximos objetivos) o la TransAndalus.

Y a nosotros que nos encanta el cicloturismo de montaña y huir del asfalto, nos puede venir de perlas.

Pros y contras del Bikepacking

  Ventajas

De hecho, como dije antes, este concepto de cicloturismo se inventó precisamente para rutas de este tipo, para poder ir por caminos estrechos, no asfaltados y por trialeras técnicas.

Gracias a que las bolsas van centradas en la bici podremos repartir el peso entre las ruedas y mantener mejor el equilibrio, además de que cargamos con menos peso.

Así evitamos llevar transportín y las alforjas normales a los lados votando con cada bache.

Otra ventaja del bikepacking es que las bolsas van cogidas con velcros en varios puntos del cuadro (se reparte la carga) evitando llevar todo el peso en los ojales donde engancha el portabultos, que a veces, con mucho traqueteo acaban cediendo y se salen los tornillos (a mi me ha pasado un par de veces).

Una ventaja más es que se gana en aerodinámica, ya que las bolsas no sobresalen tanto como las laterales, aunque esto se debe notar más en el asfalto ya que en caminos de montaña la velocidad suele ser baja.

  Incovenientes

También es verdad que estas bolsas son más limitadas en espacio, por lo que llevamos menos peso, solo lo imprescindible.

Esto puede ser una ventaja para ir por caminos, para rutas de pocos días, para avanzar más y salvar mejor los obstáculos, pero también es un inconveniente, pues nos limita mucho en cuanto al equipaje que llevamos.

Todos esos “por si acaso” esta vez se quedan en casa. Al final ganamos eficiencia pero perdemos algo de comodidad (por ejemplo al acampar, que tenemos que ir en plan muy básicos).

Como todo, tiene sus pros y sus contras. Está en cada uno saber qué tipo de cicloturismo va a hacer y cómo.

Tipos de bolsas de Bikepacking

Lo que define realmente al Bikepacking es la forma de llevar el equipo. Hay varios tipos de bolsas que podremos usar para ello. Vamos a verlas.

revelatedesign

1. Framebags (Bolsas de cuadro)

Es la bolsa que va en el hueco principal del cuadro (5). Suelen ser hechas a medida ya que los cuadros de cada bici varían de unos a otros.

Las hay que ocupan todo el hueco, o solo parte de él. Lo bueno de hacerlas a medida es que se pueden adaptar al amortiguador trasero sí la bici es de doble suspensión.

Por dentro suele ir dividida en varios compartimentos para repartir la carga y también suele llevar unos velcros para, por ejemplo, llevar una botella de agua de pie.

Si la bolsa ocupa todo el hueco central, es normal poner los portabidones en la barra diagonal pero “mirando al suelo” o en las barras de la horquilla delantera.

Ver ejemplo de framebag

2. Bolsa de manillar (Handlebar packs)

Aquí existe la posibilidad de llevar la típica bolsa de manillar o una bolsa (4) que más bien es como una tela con varias tiras ajustables para guardar el saco de dormir, esterilla y otros elementos enrollables que ocupen bastante volumen.

Ver ejemplo de bolsa de manillar

3. Bolsa de sillín (Saddle packs)

La bolsa de sillín (1) es también más grande que la típica para las herramientas. Tiene una parte extensible con tiras ajustables para poder guardar ropa, el saco de dormir o algo de comida, no solo las herramientas.

Ésta sí suele ser estándar para todas las bicis ya que simplemente va cogida a la tija y al sillín.

Ver ejemplo de bolsa de sillín

4. Guanteras

Son las bolsas que van en la barra superior del cuadro y que enganchan con la potencia (3) o la tija (2). Perfectas para llevar el teléfono, documentos y demás cosas pequeñas que necesitamos que sean accesibles.

Como los triángulos que llevábamos hace unos años, o las bolsas que llevamos nosotros para el móvil, barritas de cereales, dinero, etc., como ésta.

 

Estas son las bolsas que se suelen utilizar en bikepacking, evidentemente luego cada uno lleva las que quiere y como quiere. Puedes complementarla con una mochila hidratante o llevar un transportín con una pequeña bolsa, eso ya depende de lo que necesites.

De hecho, si eres uno de esos manitas con algo de tiempo y unas mochilas viejas te las podrá hacer tú mismo a medida, en internet tienes multitud de tutoriales sobre cómo hacerlas.

Si por el contrario prefieres comprar bolsas de calidad, resistentes e impermeables que aguanten miles de kilómetros, lo mejor es que te encargues unas.

Manual de Bikepacking

Por último hemos querido añadir este libro sobre Bikepacking escrito Javier Bañon y editado por Desnivel. Muy recomendable si quieres seguir aprendiendo sobre esta modalidad de cicloturismo que cada día va a más.

Ver precio

***

Hasta aquí esta pequeña introducción al mundo del bikepacking y las framebags. Esperemos probarlo dentro de poco en alguna ruta cañera. A mí particularmente, me gustaría hacerme mis propias bolsas (soy un enreda, lo sé).

De todas formas, solo sería para alguna ruta determinada, reconocemos que somos unos enamorados de las alforjas, de la estética de ciclista que disfruta del viaje tranquilamente… oye, tiene como su parte de romanticismo ¿no? esa imagen típica del cicloturista…

Y tú, ¿lo has probado ya? Sí es así, déjanos un comentario y cuéntanos qué tal funciona esto del bikepacking.

 

Opt In Image
¡¡Descubre el chollo de esta semana!!

Cada lunes localizamos un artículo cicloturista por debajo de su precio habitual. Si quieres saber de qué se trata, échale un vistazo a la oferta que hemos seleccionado esta semana para ti:

Ver Oferta

9 comentarios

  1. nisti dice:

    Yo, que tambien soy un enredas, he probado el bikepacking y me ha gustado. Pero me pasa lo que a ti. Me gustan las alforjas porque ayudan a bajar el centro de gravedad, asi es que me hice un apaño artesanal, con los bolsillos laterales de un trunk bag y me fabrique unas pequeñas alforjas para colocarlas en el guardabarros trasero. De esta forma, prescindo del portabultos y rebajo algo de peso. Combinandolo con una pequeña bolsa de sillin y el resto de bolsas, consigo llevar lo necesario para rutas de fin de semana, pero durmiendo en hostales o casas rurales. Si pernocto en el monte, tiene que ser de vivac. Es el inconveniente de ir ligero de equipaje. A cambio, te permite rodar por senderos donde las alforjas tradicionales van dando botes. Un saludo.

    • Pablo dice:

      Hola Nisti!
      Gracias por pasarte a comentar! otro enredas por aquí! jejeje. Yo ya mismo empiezo a prepararme unas bolsas que este verano tengo pensado hacer unas rutillas por Escocia y todo mi equipo está en España, así que haré como tú, noches en hostales y llevar lo necesario para un par de días!!! A disfrutar de las dos ruedas! Un saludo

  2. Jesús dice:

    Hola, yo pasé del portabultos y alforjas «clásicos» a uno mínimo a la tija y bolsas estancas Altus sujetas ad hoc y ahora uso bolsas Apidura con las que estoy más que satisfecho. Me permite llevar bien repartido todo lo que considero necesario. Jesús, minimalista por vocación.

    • Pablo dice:

      Hola Jesús,
      Aunque soy muy de alforjas y cada vez más cargadas de cachibaches, reconozco que el tema del bickepacking cada vez me atrae más. A ver si puedo hacerme con estas bolsas y probarlas por las Highlands escocesas antes de volver a España.

      Un saludo!!

  3. nisti dice:

    He visto algunos modelos de bolsas para bikepacking y he observado que los tamaños varian bastante. En bolsas de sillin los tamaños oscilan entre los 3 litros y los mas grandes que alcanzan los 12 o 14 litros de capacidad. Tal vez un tamaño medio sea la mejor opcion. Algo de 5 o 6 litros creo que estaria bien para que no sea molesto.

  4. Chema dice:

    Yo he adquirido las burra burra de Specialized, muy caras, pero os aseguro que son impermeables, y que el reparto de peso es mucho mejor que con alforjas, pero atención! En las bicis de doble suspensión hay que comprobar el sagrado, pues con el incremento de peso en la bolsa de sillín sin la presión correcta, puede rozar en la rueda en zonas bacheadas.

    • Pablo dice:

      Muchas gracias por el consejo Chema. La verdad que estamos deseando probar el bikepacking en condiciones. Le echaré un vistazo a esas bolsas que comentas.
      Un saludo!

  5. nisti dice:

    Ese problema puede darse tambien en el tren delantero si cargamos con un bulto voluminoso. No es mi caso porque llevo poca cosa en el manillar. El arnes de carga que utilizo es de fabricacion casera y lo he diseñado para bultos pequeños. Aun asi, puedo llevar una carga considerable pero repartida en dos bultos de tamaño medio. La primera impresion al rodar por senderos de montaña con las bolsas para bikepacking, fue de mayor seguridad. Todo va bien sujeto y no hay oscilaciones o movimientos extraños. La carga va mejor repartida lo que se traduce en un pedaleo tranquilo. No se aprecian inercias desmesuradas, como cuando se utiliza el transportin con alforjas y algun trasto mas sobre la parrilla. Es una conduccion mas «natural». Lo malo es que un sistema de carga como este, obliga a reducir mucho el equipaje. Solo se puede llevar lo imprescindible. Hay que ser muy austero.

    • Pablo dice:

      Hola Nisti, muchas gracias por pasarte a comentar.

      Estoy totalmente de acuerdo contigo. Yo por ahora estoy haciendo rutas de fin de semana con una bolsa trasera de 8 litros, una delantera de manillar de las normales y una mochila mediana, y si que hay que ser austero con el equipaje pero la conducción bien que lo agradece, sobretodo por los senderos de montaña. Quizás el tema de reducir el equipaje es lo que más cuesta del paso de las alforjas al bikepacking pero las rutas pueden ser más divertidas y técnicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *